Saltar al contenido principal

El Tribunal Supremo de India despenalizó las relaciones homosexuales

Los partidarios de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transexual (LGBT) celebran después del veredicto del Tribunal Supremo que despenaliza el sexo gay y la revocación del antiguo artículo 377, en la sede de una ONG en Bombai, India, el 6 de septiembre de 2018.
Los partidarios de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transexual (LGBT) celebran después del veredicto del Tribunal Supremo que despenaliza el sexo gay y la revocación del antiguo artículo 377, en la sede de una ONG en Bombai, India, el 6 de septiembre de 2018. Francis Mascarenhas, Reuters

El máximo organismo de Justicia de ese país revirtió una sentencia de 2013 que daba validez a una ley británica de más de 150 años, la cual castigaba con penas de cárcel los encuentros sexuales entre personas del mismo sexo.

ANUNCIOS

En un nuevo fallo que apunta a despenalizar la homosexualidad en India, el Tribunal Supremo de ese país derribó una legislación de la época colonial que castigaba los actos “contra natura” y avaló las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.

Los cinco jueces del Tribunal, que es encabezado por Dipak Misra, coincidieron en anular la validez del artículo 377 del Código Penal indio, que establecía la penalización de los encuentros homosexuales.

Cada juez optó por la lectura individual de sus sentencias y brindó sus argumentos para revertir la medida que databa de hace más de 150 años.

“El artículo 377 es arbitrario. La comunidad LGBT posee los mismos derechos que los demás. La visión mayoritaria y la moralidad general no pueden dictar los derechos constitucionales", aseguró Misra, quien añadió que “la discriminación en base a la orientación sexual es una violación de la libertad de expresión”.

Esta decisión del Tribunal Supremo revierte una postura adoptada por el mismo organismo en 2013, cuando ratificó la validez del artículo 377, que disponía penas de hasta 10 años de cárcel a “cualquiera que voluntariamente tenga relaciones carnales en contra del orden de la naturaleza”. Esa expresión era interpretada como una prohibición para los encuentros sexuales entre personas del mismo sexo.

Esa normativa tuvo origen en una antigua ley británica de la época victoriana y ya había sido derribada en 2009 por la Corte Superior de Nueva Delhi, que la consideró inconstitucional. Sin embargo, el fallo del Supremo de 2013 la había vuelto a poner en vigencia.

El fallo del Supremo pone fin al procedimiento iniciado el 10 de julio de 2018. En aquél momento, el primer ministro indio, Narendra Modi, sostuvo que no recurriría la decisión del Supremo sobre la constitucionalidad de la ley.

Activistas homosexuales celebraron el fallo pero admitieron que “falta un largo camino”

La derogación del artículo 377 supone un respaldo del Supremo a la lucha de los activistas homosexuales en India, que a menudo son víctimas de discriminación en una sociedad que aún mantiene a la homosexualidad como un tema ‘tabú’.

Los partidarios de la campaña contra la mencionada normativa celebraron en las afueras del Tribunal Supremo, con abrazos, banderas del arco iris y pancartas con leyendas como “gay y orgulloso” o “yo soy quien soy”.

No obstante, más allá de la alegría, los militantes reconocieron que la discriminación por su condición sexual probablemente persista. “Ya no somos criminales, pero llevará tiempo cambiar las cosas. De 20 a 30 años, tal vez”, aseguró Debottam Saha, uno de los peticionarios.

Por su parte, Balachandran Ramiah, otro de los impulsores de la campaña, admitió que hay “un largo camino por delante cuando se trata de cambiar la mentalidad social”, y subrayó la importancia de que los empleadores fomenten la no discriminación en los ámbitos de trabajo.

Cruces entre oficialismo y oposición por la derogación de la normativa

Si bien el gobierno conservador de Narendra Modi había anticipado que aceptaría el fallo del Tribunal Supremo sobre la constitucionalidad del artículo 377, algunos miembros de su partido expresaron su preocupación por la decisión.

El parlamentario del partido gobernante Bharatiya Janata, Subramanian Swamy, declaró a la cadena CNN-News18 que el veredicto del Supremo “podría dar lugar a otros problemas, como un aumento en el número de casos de VIH”.

Rápidamente le salió al cruce Shashi Tharoor, un alto miembro de la oposición en el Congreso, que remarcó que el gobierno “no tiene cabida en el dormitorio”.

“Los actos privados entre adultos que consienten es algo que ningún gobierno debería haber penalizado como desafortunadamente lo hemos hecho”, concluyó.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.