Saltar al contenido principal
En foco

Alemania: empresas quieren mantener a sus empleados solicitantes de asilo

Hace tres años, la canciller alemana Angela Merkel abrió de par en par las puertas a la inmigración, apostando a que la economía alemana, con gran necesidad de mano de obra, sería capaz de absorber los flujos de inmigrantes.

ANUNCIOS

Más allá de la ola migratoria que ocurrió después de esta decisión (más de 1 millón de nuevos inmigrantes potenciales) alrededor de 300.000 solicitantes de asilo han encontrado un empleo al día de hoy. Se trata del 26% de las llegadas del 2015.

Desde entonces, la política migratoria se endureció, la demora en los trámites restringe el acceso a un trabajo y para los solicitantes de asilo que tienen un puesto de trabajo, existe el riesgo de que su solicitud sea rechazada, para desesperación de los empresarios, ya que tienen un interés económico en conservar esta mano de obra representa.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.