Identidad nacional y crisis, caldo de cultivo de la ultraderecha en Europa

Anuncios

París (AFP)

¿El fantasma de la extrema derecha acecha a Europa occidental? Desde hace dos años los partidos nacionalistas ganan terreno, llegando incluso al poder, bajo el amparo de la inquietud económica, la identidad nacional y el desencanto de la política.

- La extrema derecha en el poder -

ITALIA

La Liga de Matteo Salvini obtuvo el 17% de los votos en las legislativas y llegó al poder gracias a una coalición con el Movimiento 5 Estrellas (M5S, antisistema) que parecía inicialmente improbable.

En el gobierno formado el 31 de mayo, la antigua Liga del Norte, que abandonó su ideal secesionista para adoptar un discurso antieuro y antiinmigración, logró siete ministerios, entre ellos el de Interior, atribuido a Matteo Salvini.

Según los politólogos, el éxito de la Liga, incluso en el sur del país (menos industrializado y rico que el norte) se debe a sus promesas de bloquear los puertos a los migrantes, bajar los impuestos o prohibir la construcción de las mezquitas.

La personalidad del omnipresente Matteo Salvini ha favorecido el ascenso fulgurante del partido. Los sondeos otorgan actualmente un 30% de intención de voto a la Liga.

AUSTRIA

El Partido de la Libertad (FPÖ) volvió al poder aliándose con el conservador ÖVP de Sebastian Kurz, el canciller, tras haber conseguido el 26% de los votos en las legislativas de octubre de 2017.

El partido cuenta con seis ministros (tres de ellos en carteras clave como Defensa, Relaciones Exteriores e Interior) y el cargo de vicecanciller, atribuido al jefe del FPÖ, Heinz-Christian Strache.

Para los observadores, se trata de un plebiscito "defensivo" en uno de los países más prósperos de Europa pese a haberse visto afectado por la ola migratoria de 2015.

El FPÖ dejó de lado el discurso eurófobo pero sigue siendo antimigrantes en un país donde el "trabajo de memoria" histórica por los crímenes nazis es "tardío e incompleto", recuerda el politólogo Matthias Falter.

- La extrema derecha emboscada -

SUECIA

El partido de los Demócratas de Suecia, al que las encuestas otorgan el 20% de los votos, podría convertirse en el segundo más votado en las legislativas del próximo domingo.

Esta formación política estuvo ligada en el pasado a los neonazis. Aboga por el "nacionalismo étnico" y aspira a "reforzar la homogeneidad étnica" del país, explica el sociólogo Jens Rydgren.

Sus votantes, en su mayoría hombres de clase obrera, perciben la inmigración como "una amenaza económica y cultural" y "confían menos" en las instituciones y los medios de comunicación, añade.

FRANCIA

La presidenta de la Agrupación Nacional (ex Frente Nacional), Marine Le Pen, llegó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2017 y obtuvo el 34% de los votos, todo un récord.

"El tema de la identidad -y no solo de la inmigración- es capital", afirma el politólogo Jean-Yves Camus. Además de "una desconfianza respecto a la política", "existe una radicalización de una parte de la población sobre la compatibilidad del islam con la cultura francesa".

- La extrema derecha en la calle -

ALEMANIA

La ciudad de Chemnitz, en Sajonia, fue escenario de múltiples manifestaciones convocadas por la extrema derecha, después del asesinato de un alemán del que se acusa a dos solicitantes de asilo.

En las urnas, Alternativa para Alemania (AfD) avanzó en las legislativas de septiembre de 2017, en las que obtuvo el 12,6% de los votos y 92 diputados.

El mejor resultado lo logró en la antigua Alemania del Este (22%), por "motivos culturales y económicos", según el politólogo Klaus-Peter Sick. "En la RDA, menos abierta al mundo, la gente tenía poca relación con extranjeros " y carece de "una cultura del debate". El Este también se ve más afectado por el desempleo.

- La extrema derecha solapada -

ESTADOS UNIDOS

Donald Trump ganó las elecciones gracias a la alianza de la alt-right ("derecha alternativa") estadounidense y miembros del Partido Republicano.

Su antiguo estratega y exjefe del portal de noticias de la extrema derecha Breitbart, Steve Bannon, afirma ser el autor de la idea de un muro en la frontera con México y del "Muslim ban" (prohibición de musulmanes) para impedir la entrada en Estados Unidos de los ciudadanos de seis países poblados sobre todo por musulmanes.

Ahora Bannon quiere difundir sus ideas en Europa a través de una fundación radicada en Bruselas.

RUSIA

Rusia apoya a varios de estos partidos. El presidente ruso, Vladimir Putin, asistió a la boda de la ministra de Relaciones Exteriores austríaca, Karin Kneissl (FPÖ), y recibió a Marine Le Pen durante la campaña presidencial de 2017.

OTROS PARTIDOS

Varios partidos conservadores en Europa, sobre todo en el Este, se han radicalizado y recurren al discurso antiinmigrantes.

En Hungría, el partido Fidesz del primer ministro, Viktor Orban, ha adoptado una línea dura antiinmigración y autoritaria. Por el contrario el partido de extrema derecha húngaro Jobbik, segunda fuerza del parlamento, ha abandonado sus lemas racistas y antisemitas para centrarse en la corrupción y la educación.