México - Educación

México: quiénes son los ‘porros’ que atacaron a los estudiantes de la UNAM

Decenas de jóvenes se manifestaron en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para protestar contra la violencia hacia la comunidad estudiantil y condenar la agresiones de los grupos de choque, que dejaron al menos 13 heridos el pasado lunes 3 de septiembre.
Decenas de jóvenes se manifestaron en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para protestar contra la violencia hacia la comunidad estudiantil y condenar la agresiones de los grupos de choque, que dejaron al menos 13 heridos el pasado lunes 3 de septiembre. Mario Guzmán / EFE

Alumnos de la UNAM suspendieron labores en demanda de mayor seguridad en el campus y en protesta por el ataque de un grupo de choque contra estudiantes. La violencia del país irrumpe en el mayor centro de enseñanza e investigación de México.

Anuncios

Alrededor de veinte preparatorias, facultades y escuelas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) permanecen cerradas luego de que el jueves 6 de agosto algunas asambleas de estudiantes decidieran alargar un paro iniciado el miércoles pasado.

El lunes 3 de septiembre algunos estudiantes del Colegio Nacional de Ciencias y Humanidades de Azcapotzalco, una preparatoria de la UNAM situada en la periferia norte de la Ciudad de México, realizaron una protesta frente a la Torre de Rectoría de Ciudad Universitaria para exigir una revisión de las condiciones académicas, así como mayor seguridad y vigilancia.

La protesta fue interrumpida de manera violenta por un grupo de choque, conocido como 'porros', que atacó a los estudiantes a golpes, con tubos y con objetos punzocortantes. La Secretaría de Seguridad Pública de la capital reportó un resultado de 14 lesionados, dos de ellos de gravedad.

Imanol Ordorika: “los porros son grupos de golpeadores”

Según recogen diversos medios, 30.000 estudiantes marcharon el miércoles 5 hacia la Torre de Rectoría, situada en la zona designada como Patrimonio de la UNESCO, para exigir la expulsión de los alumnos pertenecientes a grupos de 'porros'. También llamaron en asambleas a suspender clases por 48 horas.

Imanol Ordorika, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas, señaló en entrevista para France 24 que “los porros son grupos de golpeadores que intervienen alrededor de las instituciones de educación de todo el país. Se les llama porros porque surgieron de las porras (hinchas) de los equipos de fútbol americano”.

“En la actualidad empezaron a funcionar como operadores políticos de funcionarios de bajo nivel (...) “también se han asociado estos grupos al narcotráfico en las escuelas”, añadió el investigador.

De acuerdo con el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, en entrevista para ‘El Universal’, los porros “no tienen una lógica política formal pero pretenden una desestabilización”. Hasta el día de hoy no hay información sobre los intereses a los que respondían los agresores de los hechos del lunes pasado.

El jueves 6, el rector de la UNAM decretó la expulsión provisional de 18 alumnos de preparatoria, integrantes de grupos de choque o porros, quienes participaron en las agresiones del lunes 3.

Miles jóvenes mexicanos marchan para condenar violencia contra universitarios
Mario Guzmán / EFE

 La violencia también toca a la Universidad de México

Sarahí, egresada del Colegio de Ciencias y Humanidades de Vallejo, donde opera una de las agrupaciones de porros más violentas, asegura que “a mi no me gustan los paros pero creo que este es de mucha ayuda porque los alumnos han mostrado a la autoridad que ya están cansados de la inseguridad porque los alumnos se sienten inseguros”.

En el último año, varios casos han causado incertidumbre entre la comunidad de estudiantes, dice Sarahí, actual estudiante de derecho. Apenas el 2 de septiembre fue hallado en una carretera el cadáver calcinado de una alumna del Colegio de Ciencias y Humanidades, una preparatoria de la UNAM, que había sido secuestrada.

Asimismo el pasado febrero un enfrentamiento entre narcomenudistas dejó dos personas muertas en las cercanías de las facultades de Ingeniería y Contaduría y Administración de Ciudad Universitaria. También en marzo una maestra de la UNAM y su hija, alumna de arquitectura, fueron asesinadas dentro de su domicilio.

En agosto de 2017 un estudiante de la Facultad de Derecho fue hallado con signos de ahogamiento en un área inundada por las lluvias en el interior del campus. Su cuerpo presentaba lesiones y, según recoge el semanario ‘Proceso’, murió tras cinco días internado en un hospital.

El caso de una joven hallada sin vida en las cercanías del Instituto de Ingeniería también tomó relevancia luego de que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (fiscalía) acusara a la víctima de que “había consumido alcohol y drogas”.

Carla, alumna de tercer semestre de la Facultad de Derecho, se siente insegura en el campus, sobre todo durante la noche, al salir de clase a las 21:00 horas. “Personas asaltan a los compañeros, se ha oído de levantones. Nos afecta el paro de labores pero nos afecta más la inseguridad”, dijo la estudiante.

Con 350.000 alumnos, 40.000 académicos, 123 carreras, 15 facultades, 8 escuelas, 14 preparatorias, 34 institutos, 14 centros de investigación, más de 2.000 edificios en México y representaciones en cuatro continentes, la UNAM continúa sus actividades de investigación científica y educación.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24