Saltar al contenido principal

Argentina emprende una nueva misión en busca del submarino ARA San Juan

El "Seabed Constructor", utilizado en la búsqueda del MH370 de Malaysia Airlines desaparecido en 2014, se encuentra atracado en el Complejo Marino Australiano para un reabastecimiento programado en la ciudad de Henderson, al oeste de Perth, el 8 de febrero de 2018.
El "Seabed Constructor", utilizado en la búsqueda del MH370 de Malaysia Airlines desaparecido en 2014, se encuentra atracado en el Complejo Marino Australiano para un reabastecimiento programado en la ciudad de Henderson, al oeste de Perth, el 8 de febrero de 2018. Tony Ashby / AFP

El buque "Seabed Constructor", de Ocean Infinity, zarpó del puerto de Comodoro Rivadavia con alta tecnología, con el objetivo de encontrar al sumergible desaparecido hace diez meses. Cuatro familiares de los 44 submarinistas perdidos viajan a bordo.

ANUNCIOS

El viernes 7 de septiembre se abrió un nuevo capítulo en el caso ARA San Juan. No será fácil, pero el Gobierno argentino se ha propuesto el reto de encontrar al submarino que desapareció en noviembre con 44 tripulantes del país, y del que desde entonces no se ha vuelto a saber nada.

Dicha misión la ha puesto en manos del buque “Seabed Constructor”, de bandera noruega y propiedad de la empresa estadounidense Ocean Infinity, encargada también de buscar el avión de Malaysia Airlines, desaparecido en 2014.

“El buque 'Seabed Constructor' de la empresa Ocean Infinity zarpó esta tarde para dar continuidad a la búsqueda del submarino #ARASanJuan. La nave cuenta con una tecnología avanzada que permitirá una exploración exhaustiva”, comunicó la Armada argentina en Twitter.

Tres áreas de búsqueda en la costa atlántica, a 1.000 metros de profundidad

Con la misma calma de la nave ARA San Juan antes de desaparecer en su viaje del puerto de Ushuaia a su base en Mar del Plata, el “Seabed Constructor” partió del puerto de Comodoro Rivadavia en silencio.

Mientras la esperanza la cargan cuatro familiares a bordo, encargados de supervisar la expedición, las herramientas las porta el buque civil “Constructor”, con 60 tripulantes y una tecnología no usada antes en la localización e identificación de un navío.

Se cree que el ARA San Juan naufragó a unos 430 kilómetros del Golfo San Jorge. Por lo que se rastreará tres áreas del radio donde se registró una implosión, a partir de cinco naves autónomas al buque, conocidas como USV (Vehículo de Superficie Autónomo) por no tener tripulación, y que contiene a su vez otro vehículo remoto.

Estas pequeñas naves tienen la capacidad de adentrarse hasta 6.000 metros de profundidad (para esta misión lo harán hasta 1.000 metros de profundidad), operando entre 45 y 60 horas, a una velocidad de entre 5,5 a 9 kilómetros hora. En este proceso, el buque, el USV y estos vehículos se transmiten entre ellos la información del barrido que se hace con sonares y sondas multihaz.

Estas tres áreas ya estuvieron en el punto de mira de la Armada argentina hace algunos meses, pero se espera que Ocean Infinity tenga mucha más suerte que hasta ahora. “Tenemos muchas expectativas de poder encontrar al submarino. Es un barco inteligente, con la mejor tecnología del mundo. Llegamos a una instancia definitiva, después de haber probado con otras tecnologías, búsqueda operativa, etc. Ahora esta es una búsqueda netamente científica”, dijo al diario Clarín el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

Ocean Infinity: si no encuentra el Ara San Juan no recibirá ningún dinero

El buque del Ocean Infinity barrerá en diez días una superficie de 3.200 kilómetros cuadrados. De hecho, se espera que en los próximos cinco días puedan conocerse los primeros resultados. Pese a eso, por contrato deberá cumplir un mínimo de 60 días y un máximo de 120 días operativos de búsqueda en el mar, de los cuales no se contarán los días de tormenta ni si regresa al puerto a por provisiones.

No obstante, a diferencia de otros casos similares a este, Ocean Infinity está prácticamente obligado a encontrar el ARA San Juan porque solo cobrará los 7,5 millones de dólares que cuesta la búsqueda si logra hallar al submarino.

Una buena nueva para el país que costaría muy caro al Gobierno de Mauricio Macri, que no pasa por su mejor momento y pese a eso tiene en su agenda “proteger el litoral argentino” con al menos dos submarinos, uno en construcción e idéntico al San Juan, y otro en reparación, llamado Santa Cruz.

Medios nacionales como Página 12 han criticado a la empresa estadounidense por su trabajo infructuoso con el avión de Malaysia Airlines y su presunto vínculo con fondos buitre. Como con el ARA San Juan, si no encuentra al Boeing tampoco será recompensado.

44 vidas se hundieron en la costa atlántica el pasado 15 de noviembre. El submarino de fabricación alemana e incorporado a la Armada argentina en 1985 no pudo resistir su regreso a Mar del Plata. Hoy las familias son las que más esperan que este caso no sea como el de Malaysia Airlines, ya reconocido como el más grave de la aviación y que lleva cuatro años en el fondo del mar.

Con EFE y medios nacionales

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.