Corea del Norte

Corea del Norte celebra su 70 aniversario sin exhibir misiles balísticos ni pruebas nucleares

Los soldados marchan con el retrato del fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung, durante un desfile militar que marca el 70 aniversario del régimen, el 9 de septiembre de 2018.
Los soldados marchan con el retrato del fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung, durante un desfile militar que marca el 70 aniversario del régimen, el 9 de septiembre de 2018. Danish Siddiqui / Reuters

La celebración este año estuvo centrada en la paz, el desarrollo y la reunificación de las dos Coreas. El líder norcoreano Kim Jong Un, buscó demostrar su interés por una eventual desnuclearización completa.

Anuncios

Con un masivo desfile militar por tierra y aire, Corea del Norte celebró 70 años de su fundación.

Este aniversario fue diferente al de años anteriores, ya que la exhibición de su poderío fue reservado. Pyongyang decidió no mostrar misiles balísticos de largo alcance, ni tampoco realizar pruebas nucleares durante la celebración.

El festejo de este año se centró en la unidad, la paz y el desarrollo económico del país, además de la reunificación de las dos Coreas, algo con lo que Kim Jong-Un, busca demostrar su interés por una desnuclearización completa.

El líder norcoreano presidió el desfile, pero no pronunció ningún discurso y al contrario de lo que suele ser habitual, los medios norcoreanos no informaron en directo sobre la celebración.

Kim Jong-Un estuvo en el palco de autoridades acompañado por el enviado chino, Li Zhangshu, miembro del Comité Permanente del Politburó y considerado número tres del Partido Comunista chino, con el fin de continuar estrechando lazos entre Beijing y Pyongyang.

El desfile contó con la participación de decenas de miembros militares, además de grupos de civiles. Enfermeras, estudiantes y trabajadores, marcharon acompañando coloridas carrozas y flores.

"Dado que tenemos a nuestro Mariscal Kim Jong Un, creo que nuestra gente siempre ganará. Después de ver el desfile militar, tengo la firme creencia de que siempre saldremos victoriosos", dijo Yang Hye Suk, residente de Pyongyang.

La celebración se produjo después de una serie de avances diplomáticos por parte de Corea del Norte, como la reunión con la portavoz del parlamento ruso a quien Kim Jong-Un le dijo que está dispuesto a viajar a Moscú pronto, en respuesta a la invitación de Vladimir Putin, en junio.

"Dijo que es extremadamente importante para él reunirse con el presidente Putin, y subrayó que Rusia desempeña un papel extremadamente importante en el arreglo político y diplomático del problema nuclear de la península de Corea", afirmó Valentina Matviyenko, portavoz del parlamento ruso.

También está en agenda la tercera cumbre del año con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, que está prevista se desarrolle a finales de septiembre.

Mientras tanto, el esfuerzo del líder norcoreano para aliviar las tensiones con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parece estancado desde su cumbre de junio en Singapur. Sin embargo, el presidente de Estados Unidos sonó optimista esta semana después de que el líder del Norte informara sobre los tiempos para la desnuclearización.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24