Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

FMI destaca avances en las conversaciones con Argentina para nuevo acuerdo

Saber más

EN FOCO

Egipto: una ley contra la cibercriminalidad acusada de violar las libertades

Saber más

MEDIO AMBIENTE

Una cumbre ambiental de gobiernos locales para buscar soluciones globales

Saber más

ECONOMIA

Lucha contra la pobreza extrema muestra un lento avance

Saber más

EN FOCO

En la frontera entre Venezuela y Colombia, el éxodo a cualquier precio

Saber más

Europa

Michelle Bachelet se refirió a las crisis de Venezuela y Nicaragua ante el Consejo de DD.HH. de la ONU

© Denis Balibouse / Reuters

Texto por Andrea Rincón

Última modificación : 11/09/2018

En su primera intervención ante el Consejo de DD.HH., Michelle Bachelet, abordó los temas que más preocupan en materia de derechos humanos en el mundo. Venezuela, Nicaragua, Myanmar, China, EE. UU y la inmigración, fueron clave en su discurso.

La nueva alta comisionada de Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, habló sobre las crisis de Venezuela y Nicaragua y pidió a los miembros del Consejo que se tomen "todas las medidas disponibles para hacer frente a las graves violaciones de los derechos humanos" en esas naciones. Del primero, dijo que continúa recibiendo información sobre muertes por desnutrición, detenciones arbitrarias y restricciones a la libertad de expresión.

Bachelet dijo que 2,3 millones de venezolanos han huido del país hasta el pasado 1 de julio, lo que equivale al 7 % de la población. "La falta de alimentos y de acceso a medicinas esenciales y a atención médica", así como "la inseguridad y la persecución política", son las razones del éxodo según la expresidenta.

Además, alertó que la salida de venezolanos hacia otros países se sigue "acelerando" y puso como ejemplo los 800 ciudadanos de ese país que están entrando por día a Brasil y los 50.000 que llegaron a Colombia en un periodo de tres semanas en julio.

En ese marco, Bachelet aceptó reunirse con el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, para mediar en la crisis que atraviesa el país.

La exmandataria chilena también se mostró preocupada por la situación que viven los nicaragüenses y afirmó que el número de personas que están huyendo del Gobierno de Ortega está aumentando de forma "exponencial”, como consecuencia de la represión.

"Nosotros seguiremos documentando las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua", aseguró. La alta funcionaria también mencionó las cifras, tema complejo de discusión ente el Gobierno nicaragüense y las instituciones de derechos humanos. Para la ONU han muerto 400 personas durante los más de cuatro meses de inestabilidad social en el país centroamericano.

De la separación de los migrantes en EE. UU a la represión de los rohingyas en Myanmar

Bachelet se mostró crítica con las políticas que ha implementado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a las miles de personas que han llegado a la frontera del país huyendo de sus lugares de origen.

"Erigir muros, proyectar deliberadamente el miedo y la ira sobre las comunidades migrantes, negarles los derechos fundamentales limitando el derecho de apelación, separar y detener familias y recortar programas de integración, tales políticas solo generan más hostilidad, miseria, sufrimiento y caos ", señaló.

Los delegados escuchan el discurso de la nueva Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle Bachelet durante el Consejo de Derechos Humanos en las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, el 10 de septiembre de 2018. © Denis Balibouse / Reuters

La opresión que vive la minoría musulmana en Myanmar, también fue un punto central en su agenda. Durante su discurso pidió la creación de un nuevo organismo, que podría ser de carácter judicial, para reunir pruebas que puedan procesar crímenes contra esta población, donde se incluirían asesinatos y torturas.

"La persistencia de los patrones de violaciones subraya la impunidad total otorgada a las fuerzas de seguridad de Myanmar", dijo Bachelet al foro de 47 miembros en Ginebra que abrió una sesión de tres semanas.

Sin embargo, el Gobierno de Myanmar niega que haya cometido atrocidades contra los rohingyas, pues dice que su ejército llevó a cabo acciones justificadas contra los que han atacado bases militares anteriormente y señala que no tiene la intención de cooperar con el tribunal internacional.

La inmigración en Europa y la lucha por la reivindicación de los derechos humanos en China

Otro de los puntos clave para Bachelet es la discusión que tiene la Unión Europea sobre la migración en el continente. La exmandataria chilena, se mostró preocupada por la creación de "plataformas de desembarco" que podrían ubicarse en países africanos.

"El prospecto de que la UE subcontrate su responsabilidad de gestionar la migración con países que tienen sistemas de protección débiles es alarmante", denunció al inaugurar la última sesión ordinaria del año del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que se reunirá durante las próximas tres semanas en Ginebra.

Por otra parte, anunció que se tiene previsto enviar equipos de expertos a Italia y Austria para hacer una evaluación de la situación de la inmigración irregular.
"No aceptamos lecciones de nadie", fue lo que respondió el ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, ante las críticas vertidas por el alta comisionada de la ONU para los derechos humanos.

También llamó a la comunidad internacional a prestar atención a lo que ocurre en China con los uigures, comunidad musulmana que habita las regiones del noreste del país y de los que han llegado informes fidedignos que señalan que hasta un millón de uigures podrían estar detenidos extra-legalmente en la provincia del extremo oeste en “los llamados campos de reeducación”.

"Hay acusaciones profundamente inquietantes de detenciones arbitrarias a gran escala de uigures y otras comunidades musulmanas, en los llamados campos de reeducación en todo el país", señaló Bachelet.

Por su parte, el Gobierno Chino rechazó las acusaciones de campos de internamiento y acusó a los "factores externos" de causar turbulencia en la región intranquila.

Bachelet tiene una responsabilidad mayor al luchar contra estos procesos que representan un peligro para la consolidación de los derechos humanos en los lugares que históricamente han rehuido de ellos.

Con EFE, Reuters y AP

Primera modificación : 10/09/2018

  • Crisis

    Nicaragua, Guatemala y el fantasma de la crisis que rodea a América Latina

    Saber más

  • Crisis en Nicaragua

    ONU advierte que Nicaragua podría padecer lo que vive Venezuela

    Saber más

  • Éxodo venezolano

    La odisea por Suramérica de quienes buscan salir de Venezuela

    Saber más