Saltar al contenido principal

Chile conmemora los 45 años del golpe militar a Salvador Allende

Decenas de personas marcharon en homenaje a las víctimas de la dictadura y al fallecido presidente Salvador Allende por los alrededores del Palacio de La Moneda de Santiago, Chile, el martes 11 de septiembre de 2018.
Decenas de personas marcharon en homenaje a las víctimas de la dictadura y al fallecido presidente Salvador Allende por los alrededores del Palacio de La Moneda de Santiago, Chile, el martes 11 de septiembre de 2018. Alberto Valdés / EFE

Movimientos políticos, sociales y víctimas de la dictadura conmemoraron en Santiago los 45 años del golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende, a la vez que rindieron homenaje al difunto presidente y pidieron el fin de la impunidad.

Anuncios

Han pasado ya 45 años desde que un golpe militar, dirigido por Augusto Pinochet, y apoyado por Estados Unidos, derrocó al presidente socialista Salvador Allende y a su Gobierno de Unidad Popular, conformado por una coalición de partidos de izquierda en Chile.

Salvador Allende fue el primer político marxista en acceder al poder mediante elecciones generales en un Estado de derecho. Su mandato, sin embargo, se desarrolló en medio de una dura crisis económica marcada por una fuerte convulsión social, que culminó con el alzamiento de las fuerzas militares y el derrocamiento de Allende, quien según la versión oficial se suicidó el mismo 11 de septiembre de 1973.

El acto conmemorativo tuvo lugar este 11 de septiembre en el Palacio de La Moneda, la sede del Ejecutivo chileno. El presidente chileno, Sebastián Piñera, encabezó la ceremonia a la que acudieron un centenar de personas, entre ellas los miembros de su gabinete de ministros.

Piñera: “en 1973 nuestra democracia estaba enferma de odio”

Durante el evento, el mandatario indicó que la democracia chilena tenía problemas antes del alzamiento militar: "en 1973 nuestra democracia estaba enferma de odio, de violencia, de descalificaciones, de intolerancia, de sectarismo, y eso lo sabemos todos".

El régimen dictatorial que Pinochet instauró en Chile hasta 1990 ha sido ampliamente criticado a nivel internacional por la gran cantidad de violaciones a los derechos humanos que los funcionarios del Gobierno llevaron a cabo contra la población civil.

En referencia a esto, el actual mandatario subrayó que ninguna circunstancia ni contexto justifican "los graves, sistemáticos, reiterados y condenables" atropellos a los derechos humanos que ocurrieron durante la dictadura, a la vez que expresó su "solidaridad" con los familiares de las víctimas que perdieron la vida durante el golpe.

Salvador Allende, símbolo de resistencia

La figura del difunto presidente fue el centro de los homenajes. "Morandé 80", una de las puertas laterales del palacio de La Moneda, que era utilizada por Allende para llegar y salir del recinto y un monumento a su memoria frente a la sede del Ejecutivo chileno, fueron los lugares donde se concentraron los actos de los movimientos políticos y sociales y donde las víctimas recordaron al mandatario.

Fotografía tomada el 30 de abril de 1971 en Santiago muestra al presidente chileno Salvador Allende.
Fotografía tomada el 30 de abril de 1971 en Santiago muestra al presidente chileno Salvador Allende. STF / AFP

"Quienes atacaron La Moneda hace 45 años buscaron erradicar lo que él representaba, hacernos desaparecer física y políticamente. Fracasaron, aquí estamos de nuevo para rendirle homenaje a Salvador Allende, a su proyecto y a sus sueños", dijo el excanciller Heraldo Muñoz, presidente del Partido por la Democracia (PPD).

Piden una ley para la memoria histórica y terminar con el negacionismo

En el marco de la conmemoración del 45 aniversario del golpe militar, la izquierda chilena pidió "fin a la impunidad, fin a la injusticia y reparación". Concretamente, el izquierdista Frente Amplio (FA) de Chile exigió el cierre de la prisión de Punta Peuco, en la que cumplen sus condenas los represores de la dictadura de Augusto Pinochet, después de que la Corte Suprema otorgara la libertad condicional a siete de ellos en las últimas semanas.

El caso fue recurrido por diputados del FA, quienes presentaron una acusación constitucional contra tres jueces del alto tribunal, a quienes criticaron por su "notable abandono de sus deberes". Actualmente el proceso se encuentra tramitándose en la Cámara de Diputados.

Javiera Toro, dirigente del FA, hizo un llamado al Gobierno a "poner urgencia en tramitar una ley que actualice la legislación vigente, impidiendo los beneficios a los criminales de lesa humanidad y regulando de manera distinta la libertad condicional".

También solicitó que se cree "una ley para proteger la memoria histórica y terminar el negacionismo; terminar con el secreto del informe Valech para avanzar en justicia, y como medida urgente e inmediata, terminar con la ley de amnistía".

El informe de la Comisión Nacional sobre Prisión, Política y Tortura, conocida como “Comisión Valech” certificó en 2003 y amplió en 2011 un reporte en el que validó que 40.018 chilenos fueron torturados y encarcelados por causas políticas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), pero por decisión del Gobierno de Ricardo Lagos, su contenido permanecerá secreto durante 50 años.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.