Saltar al contenido principal

EE.UU.: el huracán Florence avanza con vientos internos de más de 200 km/h mientras siguen las evacuaciones

Así avanza Florence según la imagen de satélite de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.
Así avanza Florence según la imagen de satélite de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. NOAA

Florence se mantiene como un ciclón "extremadamente peligroso" mientras se aproxima a la costa sureste de EE.UU. El presidente del país, Donald Trump, liberó recursos para atender las emergencias que se puedan presentar.

Anuncios

El huracán Florence, aunque este 11 de septiembre se debilitó ligeramente al bajar sus vientos máximos internos a 215 km/h, se mantiene como un ciclón de categoría 4 mientras se aproxima a Las Carolinas, en la costa este de Estados Unidos.

A las 15:00 GMT Florence se encontraba a 625 kilómetros al sur de la isla de Bermudas y a una distancia de 1.455 kilómetros de Cabo de Fear en Carolina del Norte y mantenía su ruta hacia la costa este de Estados Unidos, según el Centro Nacional de Huracanes.

Pese a ello, las autoridades meteorológicas de Estados Unidos se mantienen alerta y mantienen las medidas de prevención activadas.

Se espera que Florence toque territorio estadounidense entre la noche del miércoles 12 de septiembre y la mañana del jueves. En algunos estados se ha establecido una orden de evacuación obligatoria que ha sido acatada por los ciudadanos.

Los estados de Carolina del Norte, Carolina del sur y Virginia, serían los más afectados por el paso del huracán y son los que mantienen un mayor número de evacuados. Se calcula que en el estado de Carolina del Sur podrían salir cerca de un millón de personas.

Liberan recursos para atender la emergencia que pueda causar Florence

De acuerdo con algunos de los principales reportes meteorológicos, Florence podría ser uno de los más devastadores huracanes que han azotado a Estados Unidos durante los últimos años.

Ante la posibilidad de que el paso de este fenómeno climático genere daños de gravedad, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó declaraciones de emergencia para los estados de Carolina del Norte y Carolina del Sur, con lo cual se liberan los recursos para responder al paso del huracán.

"Esta tormenta no va a ser un golpe oblicuo. Esta tormenta va a ser un golpe directo en nuestra costa (…) estamos esperando la devastación”, dijo Jeff Byard, administrador asociado de respuesta y recuperación de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

"Esta sigue siendo una tormenta muy peligrosa. Debemos tomarla muy en serio"

Durante los días previos, los residentes de los estados que podrían verse afectados en la costa este se han abastecido de productos de primera necesidad como agua, medicinas y alimentos no perecederos. Al tiempo que reforzaron sus viviendas con tablones para disminuir el impacto de los vientos.

“Esta sigue siendo una tormenta muy peligrosa. Debemos tomarla muy en serio (…) estamos en un juego de ajedrez mortal e importante", dijo el gobernador del estado de Carolina del Sur, Henry McMaster, en una conferencia de prensa.

En los condados de Jasper, Beaufort y Colleton, en Carolina del Sur, las autoridades levantaron la orden de evacuación obligatoria. Por otro lado, los que se encuentran ubicados en la costa de la entidad mantienen la medida e instaron a las personas a salir.

Los reportes meteorológicos advierten que algunos lugares de la costa oriental estadounidense podrían verse afectados por las inundaciones provocadas por tormentas de viento con agua marina además de precipitaciones que podrían alcanzar los 51 centímetros.

Rastreador en tiempo real de Florence - NOAA

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.