Unión Europea - Hungría

El Parlamento Europeo desafía a Viktor Orban y este condena el "chantaje"

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, hace un gesto durante un debate sobre la situación de Hungría como parte de una sesión plenaria en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, este de Francia, el 11 de septiembre de 2018.
El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, hace un gesto durante un debate sobre la situación de Hungría como parte de una sesión plenaria en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, este de Francia, el 11 de septiembre de 2018.

En medio de una profunda crisis por el fortalecimiento de gobiernos ultranacionalistas, el Europarlamento se prepara para el debate sobre el estado de la Unión Europea. Hungría está en el centro de las discusiones.

Anuncios

El miércoles 12 de septiembre será el debate anual sobre el norte de la Unión Europea y este año es especial. Se desarrollará en medio de una crisis que amenaza con la fragmentación por el fortalecimiento de los gobiernos ultranacionalistas y la crisis migratoria son algunos de los elementos claves.

El ambiente entre el bloque que lideran los países con gobiernos nacionalistas y el eje Alemania-Francia no es fácil. Viktor Orban, el primer ministro húngaro, que llegó al poder en una campaña basada en el rechazo a los inmigrantes, está en el centro de la controversia.

Orban dijo a través de un video en Facebook que los eurodiputados partidarios de la migración preparan una venganza “contra Hungría porque los húngaros han decidido no convertirse en un país de inmigración”.

Hungría, por las políticas de su Gobierno, enfrenta una sanción que podría ser histórica. Por primera vez el Parlamento considera pedir a los gobiernos la activación del artículo 7 del Tratado de la Unión contra un Estado por “amenazar los valores fundacionales de la Unión Europea”.

El informe, escrito por la eurodiputada holandesa Judith Sargentini, presenta una larga lista de preocupaciones sobre el gobierno de Orban desde que asumió el poder en 2010, incluida la reincidencia democrática, el maltrato de solicitantes de asilo, el debilitamiento de las ONG y la corrupción generalizada.

Orban: "cualquiera que sea su decisión, Hungría no accederá a este chantaje"

"Cualquiera que sea su decisión, Hungría no accederá a este chantaje. Hungría protegerá sus fronteras, detendrá la migración ilegal y defenderá sus derechos", dijo Orban al Parlamento Europeo este 11 de septiembre, que está decidiendo si dar los pasos que podrían dar lugar a sanciones políticas contra ese país.

Con su feroz retórica y sus medidas contra la inmigración, Orban, de 55 años, ha alarmado a los críticos en su país y en Europa, al tiempo que refuerza su apoyo doméstico populista y atrae internacionalmente a fanáticos de extrema derecha.

Pero lo cierto es que en Europa se vive un auge de gobiernos o partidos nacionalistas que buscan repetir la misma fórmula de Hungría.

Los partidos de extrema derecha vienen creciendo elección tras elección en Europa

En las últimas elecciones europeas, ocurridas en Suecia, la extrema derecha se posicionó en un sorpresivo tercer lugar. Importantes resultados también se dieron en varios países de tradición liberal. En Francia el partido derechista, Frente Nacional, obtuvo el 21.3 % de los votos en 2017 mientras que en Italia la Liga Norte que hace parte de una coalición más amplía de derecha lidera el Gobierno.

El auge de la extrema derecha y la crisis migratoria temas de debate en el parlamento europeo

La crisis económica, los efectos de la globalización y la crisis de migrantes son las algunas de las causas de la radicalización que se está viendo en algunos países europeos. Además, el miedo ha sido una herramienta exitosa para ganar elecciones y cada vez tiene más espacio en el poder político.

Y como cada vez más el populismo pide mayores controles de las fronteras, en respuesta el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha propuesto federalizar el control de fronteras, crear un cuerpo de vigilancia europeo de unos 10.000 efectivos para 2020 y dar cierta autonomía a los estados para afrontar las demandas de asilo.

El debate sobre el estado de la Unión Europea es clave para fijar las prioridades legislativas del próximo año. Y esta vez la lucha contra las diferencias internas que amenazan la misma existencia de la Unión Europea será el tema prioritario.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24