Maniobras militares

Rusia inició sus mayores maniobras militares desde tiempos soviéticos

El presidente ruso, Vladímir Putin, estrecha la mano de su homólogo chino, Xi Jinping , durante una ceremonia en el marco del Foro Económico Oriental que se celebra en Vladivostok, Rusia, el 11 de septiembre de 2018.
El presidente ruso, Vladímir Putin, estrecha la mano de su homólogo chino, Xi Jinping , durante una ceremonia en el marco del Foro Económico Oriental que se celebra en Vladivostok, Rusia, el 11 de septiembre de 2018. Sergei Chirikov / EFE

Con 300.000 soldados, más de un millar de aeronaves y hasta 36.000 vehículos de combate, Rusia hace su mayor despliegue militar desde tiempos soviéticos, un ejercicio interpretado por algunos como una advertencia a Washington.

Anuncios

Una demostración de fuerza al estilo de la Guerra Fría en medio de las tensiones con Estados Unidos. Así son vistas por algunos las maniobras militares que Rusia inició el martes 11 de septiembre, las mayores desplegadas desde los tiempos de la Unión Soviética.

El llamado ejercicio 'Vostok-2018' ha movilizado a 300.000 soldados e incluirá acciones conjuntas con los ejércitos chino y mongol. También participarán las tropas de las circunscripciones militares Oriente y Centro, así como buques de las flotas del Pacífico y del Norte, fuerzas aerotransportadas, más de un millar de aeronaves y hasta 36.000 carros de combate.

Se trata del mayor despliegue militar que China y Rusia han hecho en conjunto, ya que las dos naciones habían organizado simulacros antes, pero nunca a gran escala.

"La acción de las tropas se desarrollará en conformidad con el acuerdo entre Rusia, China, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán para el fortalecimiento de la confianza en el ámbito militar en el área fronteriza", indicó el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Una advertencia para Washington

Algunos expertos ven en el despliegue militar del Kremlin un mensaje directo a Washington, en un momento en el que las relaciones entre Estados Unidos y Rusia se encuentran bajo tensión.

"Con su ejercicio 'Vostok 2018', Rusia envía el mensaje de que considera a EE. UU. como un enemigo potencial y a China como un posible aliado", afirmó Dmitri Trenin, un excoronel del Ejército ruso y director del grupo de expertos del Centro Carnegie de Moscú.

Tanto la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), como Estados Unidos han dicho que vigilarán de cerca el despliegue. También habrá observadores de otros 56 países y de la Unión Europea.

Las maniobras se llevarán a cabo en el Extremo Oriente ruso, en el Pacífico Norte y el mar del Norte

Las maniobras se prolongarán hasta el próximo 17 de septiembre. Durante ese tiempo se desarrollarán dos etapas del evento. Durante la primera se llevará a cabo el despliegue de fuerzas en el Extremo Oriente ruso, en el Pacífico Norte y en el mar del Norte. Durante la segunda se pondrá a prueba la interacción de las distintas fuerzas en operaciones defensivas y de ataque.

El objetivo de las maniobras es comprobar la capacidad militar de Rusia para trasladar a grandes distancias a las tropas, verificar la coordinación de la infantería y las fuerzas navales, y perfeccionar los procedimientos de mando y control.

Según el ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigú, se trata de las maniobras más importantes desde las 'Zapad-81' (Oeste-81), que se llevaron a cabo en 1981, "tanto por la superficie que cubren, como por el número de fuerzas y órganos de mando militar que participan".

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24