Saltar al contenido principal

Expresidente de El Salvador, Antonio Saca, condenado por corrupción

El expresidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, de camiseta blanca, acompañado de su grupo de abogados antes de recibir la condena por parte de la justicia de su país por corrupción. Saca gobernó de 2004 a 2009.
El expresidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, de camiseta blanca, acompañado de su grupo de abogados antes de recibir la condena por parte de la justicia de su país por corrupción. Saca gobernó de 2004 a 2009. Rodrigo Sura / EFE

Antonio Saca, que llegó al poder en 2004 como uno de los políticos más populares del país, pasó a la historia como el primer exmandatario de la democracia salvadoreña en ser condenado por corrupción.

Anuncios

Un grupo de tres jueces de la ciudad de San Salvador, la capital salvadoreña, fueron los encargados de marcar este hito en la joven democracia de ese país centroamericano instalada en 1984, al emitir una resolución por el desvío y lavado de más de 300 millones de dólares por Saca y una estructura que montó durante su paso por la presidencia.

“Este día se ha hecho historia en El Salvador con la condena del expresidente Saca a 10 años de prisión y a una responsabilidad civil de más de 260 millones de dólares, con los que estamos sentando un precedente histórico en investigaciones contra la corrupción”, dijo el fiscal salvadoreño Douglas Meléndez, después de conocer el fallo.

“El Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador condena al señor Elías Antonio Saca a cinco años de prisión por el delito de peculado y a cinco años por el delito de lavado de dinero”, dijo el juez Alejandro Guevara.

Colaboración con la justicia a cambio de reducción de penas

En un juicio legal inesperado, tanto Saca como cinco de sus seis ex colaboradores procesados aceptaron confesar en un “juicio abreviado” la forma en la que extrajeron y lavaron miles de dólares de los fondos públicos a cambio de obtener penas mínimas, además de querer evitar condenas que según la justicia salvadoreña podrían llegar a los 30 años.

Guevara señaló que el pacto alcanzado con la Fiscalía salvadoreña fue un “límite” y un “valladar” para establecer la condena por “lo defraudado, lo saqueado al Estado y lavado”. Esto pese a que se desconoce el destino de 191 millones de dólares que fueron sacados en efectivo.

De acuerdo con la legislación salvadoreña, los jueces no pueden imponer una condena mayor a la pactada entre imputados y Fiscalía en un “juicio abreviado”, por lo que el abogado del expresidente, Mario Machado, señaló que “no veníamos a una sorpresa. Lógicamente veníamos a algo sobre lo que ya estábamos claros que iba a haber una condena”.

Machado confirmó que, al aceptar pactar la confesión con la Fiscalía, tanto Saca como sus cómplices renunciaron a la posibilidad de apelar la decisión judicial, por lo que la condena anunciada por la justicia salvadoreña no podrá ser modificada o reducida.

Otras condenas relacionadas

El tribunal de justicia también emitió una condena de 10 años de prisión para el secretario privado de Saca, Elmer Charlaix, hombre de confianza del exmandatario y de acuerdo con la investigación, el segundo al mando de la trama de corrupción.

Así mismo, los exsecretarios de Juventud y Comunicaciones, César Funes, Julio Rank, quienes pasarán cinco años en prisión por el delito de lavado de dinero. También fueron condenados el ex gerente financiero de la presidencia, Francisco Rodríguez que pagará una pena de seis años; mientras que el exjefe de la Tesorería del Gobierno, Jorge Alberto Herrera pagará tres años de cárcel.

Condenas por “responsabilidad civil”

Una de las sorpresas dadas por los jueces de sentencia fue la condena por “responsabilidad civil”, dado que la opinión pública esperaba que ese delito fuera tratado por una corte de Extinción de Dominio o Civil que tiene abiertos procesos contra los condenados.

La condena de responsabilidad civil, establece que el expresidente Saca debe pagar al Estado salvadoreño más de 260 millones de dólares, Charlaix 15 millones de dólares, mientras que Rank deberá pagar 8,3 millones de dólares. “Los imputados son responsables civilmente de los hechos y consideramos procedente condenarlos” dijo la jueza María Abrego.

Por su parte el jefe de la Unidad de Investigación Financiera de la Fiscalía, Jorge Cortez, aseguró que la investigación en la que está involucrado el expresidente Saca no está cerrada y que evaluará otras acciones tomadas durante su mandato que también involucran a su partido la Alianza Republicana Nacionalista, ARENA, que recibió 7,6 millones de dinero malversado.

Los casos de corrupción en El Salvador han salpicado a varios expresidentes de esta nación centroamericana, entre ellos Mauricio Funes (2009–2014) y Francisco Flores (1999–2004) cuyos casos de saqueo y malversación suman más de 666 millones de dólares.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.