Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Déficit de Estados Unidos, en su máximo nivel desde hace 6 años

Saber más

AQUÍ AMÉRICA

Cuatro años sin respuestas de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa

Saber más

REPORTEROS

Catatumbo, los condenados de la coca

Saber más

LA ENTREVISTA

Denis Mukwege: “nuestra lucha tiene que ver con la conquista de la libertad”

Saber más

LA ENTREVISTA

Emmanuel Macron tacha de "muy grave" la desaparición de Jamal Khashoggi

Saber más

EE. UU. y Canadá

Al menos cinco personas han muerto por Florence, que ya es tormenta tropical

© Jonathan Drake / Reuters | Residentes caminan frente a un poste de electricidad afectado por los fuertes generados por Florence en Wilmington, Carolina del Norte, EE. UU., el 14 de septiembre de 2018.

Vídeo de France 24

Texto por Janira Gómez Muñoz

Última modificación : 15/09/2018

La llegada de Florence a la costa este de EE. UU. ya ha dejado las primeras víctimas, además del derribo de árboles y calles inundadas que han paralizado a varios estados. El presidente Trump anunció que visitará las zonas afectadas.

Solo han pasado horas desde que Florence tocara tierra este 14 de septiembre, pero ya ha dejado las primeras consecuencias de su fuerza y su “peligro mortal” en la costa este de EE. UU., pese a degradarse en tormenta tropical y reducir sus vientos máximos sostenidos a 110 kilómetros por hora.

Al menos 5 personas han perdido la vida, incluyendo a una madre y su hijo, después de que un árbol cayera sobre su vivienda en Wilmington; mientras que también en el estado de Carolina del Norte, en Hampstead, otra mujer falleció de un ataque al corazón, y no pudo ser atendida por el equipo médico debido a los árboles caídos que bloqueaban la carretera.

Según la oficina del gobernador, una cuarta persona de 78 años murió en el condado de Lenoir en el momento en que conectaba un enchufe a un generador eléctrico. En esa línea, una quinta víctima de 77 años fue hallada muerta junto a su vivienda en Kinston.

En Wrightsville Beach, precisamente cerca de Wilmington, es donde Florence tocó tierra como huracán de categoría 1, generando en ese momento vientos máximos sostenidos de hasta 150 kilómetros por hora. Lo que ha producido el derribo de árboles y calles inundadas e inaccesibles.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, pidió a la población que “permanezcan protegidos en su lugar”, ya que Florence “seguirá con violencia en todo el estado en los próximos días”.

Las autoridades también informaron que otras 60 personas, entre ellas muchos niños y mascotas, han tenido que ser evacuados de un hotel ubicado en Jacksonville, luego de que fuertes vientos se llevaran parte del techo del edificio.

Trump visitará las zonas afectadas

El presidente de EE. UU., Donald Trump, anunció su intención de viajar a las zonas afectadas por el huracán, la próxima semana.

“Se prevé que el presidente viaje a las áreas afectadas por la tormenta entre principios y mediados de la próxima semana, una vez que se determine que su viaje no entorpece ningún esfuerzo de rescate o recuperación", informó la portavoz presidencial, Sarah Sanders, en un comunicado.

La tormenta, que llegó a ser de categoría 4, sobre un máximo de 5 en la escala de Saffir-Simpson, ahora se desplaza lentamente hacia el oeste y deja tras de sí una estela de inundaciones y ríos desbordados.

Con Reuters y EFE

Primera modificación : 14/09/2018

  • Huracán Florence

    Mientras Florence baja de intensidad en EE.UU., Filipinas sigue en alerta por el súpertifón Mangkhut

    Saber más

  • Huracán Florence

    El huracán Florence se degrada, pero se teme su fuerza en Carolina del Norte

    Saber más