Saltar al contenido principal

Serguéi Lavrov descartó la posibilidad de un ataque químico en Siria

El canciller ruso, Serguéi Lavrov (izquierda) desestimó las acusaciones en contra del Gobierno sirio por el presunto uso de armas químicas en una posible ofensiva sobre Idlib.
El canciller ruso, Serguéi Lavrov (izquierda) desestimó las acusaciones en contra del Gobierno sirio por el presunto uso de armas químicas en una posible ofensiva sobre Idlib. Fabrizio Bensch / Reuters

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia negó que el Gobierno de Bashar al-Asad esté preparando un ataque con armas químicas sobre Idlib. Agregó que su país trabaja para evitar que los civiles se vean afectados.

Anuncios

Desde Berlín, Alemania, el canciller de Rusia Serguéi Lavrov descalificó los comentarios surgidos en torno a un posible ataque con armas químicas preparado por las fuerzas leales al Gobierno de Siria en contra del último bastión rebelde en Idlib.

A juicio de Lavrov, las especulaciones en torno al tema forman parte de un plan que busca la intervención militar por parte de occidente para detener las fuerzas del Gobierno sirio que siguen avanzando hacia los territorios ocupados por rebeldes.

“Estos rumores son, de facto, una invitación para que los extremistas pongan en marcha una escenificación que dé pie a un bombardeo para detener a las fuerzas del Gobierno”, destacó el representante del Gobierno ruso este 14 de septiembre.

La respuesta se produce luego que desde Estados Unidos hubiera acusado a Siria de estar preparando un ataque con armas químicas en Idlib.

De igual manera, medios rusos y sirios han señalado que fuerzas adversas al Gobierno de Bashar al-Asad, preparan una simulación de un ataque químico.

Heiko Maas, ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, acompañó a Lavrov durante una rueda de prensa conjunta y destacó durante su intervención que han estado trabajando con Moscú para que influya sobre Siria y evite el uso de armas químicas “bajo cualquier circunstancia”.

Maas, agregó que siempre y cuando no se empleen armas químicas en una posible ofensiva en contra de Idlib, se reducen las probabilidades de que se produzca una catástrofe humanitaria en el último bastión rebelde sirio.

En el mes de abril de 2018, fuerzas de Estados Unidos, Francia y Reino Unido, realizaron ataques sobre diversos blancos en siria, luego de conocerse sobre el presunto ataque con armas químicas en la población de Duma.

Ofensiva sobre Idlib busca disminuir riesgos sobre civiles

Durante el encuentro con los medios, el canciller de Rusia se refirió a la reunión que sostendrán los líderes de Rusia y Turquía (Vladímir Putin y Recepp Tayyip Erdogan respectivamente) en Astaná capityal de Kazajistán.

De acuerdo con lo informado por Lavrov, en la misma se evaluarán temas referentes a Siria.

Por otro lado, el representante del Gobierno ruso destacó que su país trabaja junto a Turquía para evitar víctimas civiles y establecer en el lugar corredores humanitarios.

“En este tipo de operaciones militares lamentablemente siempre hay víctimas civiles, pese a que se trate de minimizar los riesgos”, indicó Lavrov.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.