Rematan en Brasil fastuosa mansión de exgobernador de Rio preso por corrupción

Anuncios

Río de Janeiro (AFP)

Una fastuosa mansión del exgobernador de Rio de Janeiro Sergio Cabral, preso por corrupción y lavado de dinero en el marco de la megainvestigación Lava Jato, fue rematada este jueves por unos 1,5 millones de dólares.

Esta casona de 460 m² en la localidad de Mangaratiba (a unos 100 km al sur de la capital del estado Rio de Janeiro, sudeste) fue vendida en su segunda salida a subasta y tras recibir una única oferta por el precio base de 6,4 millones de reales. Estaba valuada en ocho millones de la divisa local.

La construcción de dos pisos, siete habitaciones, dos piscinas y un terreno de 1.000 m² era usada como casa de verano por Cabral y su mujer, Adriana Ancelmo, también presa por participar de la trama de corrupción encabezada por el exgobernador (2007-2014).

Dicha mansión forma parte de un lujoso condominio en el que también tiene una propiedad el astro futbolístico Neymar, del club francés Paris Saint-Germain (PSG) y la selección brasileña.

La subasta de bienes incautados a Cabral y a otros acusados en la investigación "Lava Jato" (lavadero de autos) incluyó también la venta de tres apartamentos (por más de nueve millones de reales), tres vehículos y seis relojes de lujo.

Una lancha de Cabral valuada en cuatro millones de reales no obtuvo ofertas en el remate, del que participaron presencialmente apenas una decena de personas.

El exgobernador purga desde noviembre de 2016 varias condenas por corrupción y lavado de dinero, que sumadas superan los cien años de cárcel.

Una de sus sentencias lo describió como el "creador del gigantesco esquema criminal institucionalizado en el ámbito del Gobierno del Estado de Rio de Janeiro" y sostuvo que él era "el jefe de la organización" y quien pedía sobornos a empresas que buscaban contratos con el Estado.

Cabral pertenecía al PMBD (centroderecha) del presidente Michel Temer, aliado del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) durante los mandatos de Lula da Silva (2003-2010) y el primer mandato de su sucesora Dilma Rousseff (2011-2014).

La operación "Lava Jato", iniciada en 2014, destapó una inmensa red de sobornos y sobreprecios en la petrolera paraestatal Petrobras y ha puesto tras las rejas a prominentes empresarios, políticos de todos los partidos y exdirectivos de la gigantesca empresa.