Saltar al contenido principal

¿Otro plagio?, cuestionan la tesis doctoral del presidente del Gobierno español

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante la 'Fiesta de la Rosa' del PSOE en Oviedo. 9 de septiembre de 2018.
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante la 'Fiesta de la Rosa' del PSOE en Oviedo. 9 de septiembre de 2018. Eloy Alonso / Reuters

El presidente del Gobierno español es el cuarto funcionario cuestionado en materia académica durante 2018. Previamente estuvieron en el centro de la polémica Cristina Cifuentes, Carmen Montón y Pablo Casado.

ANUNCIOS

El presidente Pedro Sánchez se encuentra en el centro de la polémica, al convertirse en el más reciente ocupante del banquillo de los cuestionados en materia académica en España.

El diario ABC publicó el miércoles, 12 de septiembre, un artículo en el que aseguraba que el mandatario cometió plagio en su tesis doctoral titulada 'Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público' y presentada en noviembre de 2012 en la Universidad Camilo José Cela.

De acuerdo con el medio, "tras un análisis exhaustivo del documento" de 342 páginas se pudo corroborar "la existencia de decenas de corta-pegas que constituyen lo que se denomina «falta de integridad académica»".

La tesis de Sánchez obtuvo la calificación máxima y ABC asegura que "los miembros del tribunal no debieron ser conscientes de las graves irregularidades que contenía la tesis del actual presidente del Gobierno".

Denuncia de plagio causa polémica en España

La publicación causó revuelo en España. Políticos de partidos como Ciudadanos, Podemos, el PP y Unión Progreso y Democracia​ exigieron al mandatario que publicara su tesis, que para ese momento solo estaba disponible en formato impreso.

De inmediato, el mandatario reaccionó asegurando que las informaciones "son rotundamente FALSAS" y añadió que emprendería "acciones legales, en defensa de mi honor y dignidad, si no se rectifica lo publicado".

Posteriormente, el jefe de Estado colgó su trabajo de grado en internet junto con un mensaje de reflexión en el que aseguraba: "hice la tesis, cumplí con todos los pasos marcados por la ley, la defendí ante un tribunal, publiqué las aportaciones de la investigación en revistas académicas y en un libro generalista".

Asimismo, añadía "entonces, ¿qué está ocurriendo? ¿cuál es el problema? Hablemos claro: el problema es que quienes gobernaban hace cien días no han asumido que hoy son oposición. Ambos. A falta de un proyecto político sólido, y ante la ausencia de propuestas que convoquen a la mayoría social del país, el conservadurismo y el neoconservadurismo, se han unido en una campaña de desprestigio hacia mi persona".

La Moncloa desestima la publicación y analiza la tesis

Por su parte, el Gobierno respondió realizando un análisis con dos programas antiplagio y asegurando que el documento superó las pruebas, por lo que es correcto afirmar que el contenido del trabajo es original.

De acuerdo con lo publicado por el Ejecutivo, la tesis fue revisada por los programas Turnitin, comúnmente empleado en la Universidad de Oxford y PlagScan, un software que se utiliza en diversas partes de Europa. Ambos programas "determinan el contenido original de la tesis, superando ampliamente los estudios de coincidencias".

Según Turnitin, el trabajo tendría un 13 por ciento de contenido de otros autores y según PlagScan el porcentaje sería del 0,96 por ciento.

Es el cuarto acusado de irregularidades académicas

Sin embargo, tanto ABC como académicos y diversos sectores políticos y sociales continuaron criticando el trabajo del mandatario.

Aseguraron que solo un humano puede determinar si hubo plagio en un trabajo porque los software no establecen con precisión un robo de ideas si los autores cambian palabras clave de las afirmaciones.

Asimismo, resaltan que pueden tomar como plagio un texto debidamente citado dentro del trabajo.

Sánchez no solo se encuentra en el ojo del huracán por ser el presidente del Gobierno español sino también porque es el cuarto integrante del Ejecutivo que es cuestionado en esta materia en lo que va de 2018.

La primera fue la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, quien habría manipulado dos notas de su máster en Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos. Cuando aún estaba en el cargo, renunció al título de su estudio de posgrado y posteriormente renunció a su puesto por un video en el que, supuestamente, se le veía robando.

El segundo fue el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, quien también fue denunciado por presuntas irregularidades en otro máster cursado en esa misma institución.

La tercera fue la exministra de Sanidad, Carmen Montón, quien renunció a su cargo el martes 11 de septiembre, también por supuestas irregularidades en su trabajo de fin de máster. Al igual que en los dos casos anteriores, cursado en la Universidad Rey Juan Carlos.

Con EFE.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.