Saltar al contenido principal

Después de la tormenta, en Carolina del Sur llega la cerveza

Anuncios

Myrtle Beach (Estados Unidos) (AFP)

Después de una semana siguiendo los aterradores pronósticos del huracán Florence, Katy Steindl encontró el único bar abierto en Myrtle Beach, una ciudad balnearia que el sábado de noche aún estaba desierta y con un clima tormentoso. "Es hora de tomarse un trago", dice con alivio.

Cuando estaba ya claro que Carolina del Sur se había salvado de lo peor del huracán Florence, los residentes estaban impacientes por volver a la normalidad. Pero el noreste de este Estado aún estaba bajo una persistente llovizna, las calles seguían desiertas, los negocios cerrados, las ventanas tapiadas y el ambiente era fantasmal.

Excepto por un cartel de "abierto" en la playa de Myrtle Beach que destacaba en la oscuridad. Era el histórico bar The Bowery, un ícono en esta turística ciudad del sur estadounidense y casa de la banda de country Alabama.

Adentro, apenas unas diez personas. Entre ellas estaba Steindl, de 61 años, junto a su esposo y dos amigos.

"Uno se pone nervioso, tus animales se ponen nerviosos", dijo la mujer a la AFP. "¡Todo el mundo está nervioso! O sea que es hora de tomarse un trago".

Del otro lado de la mesa, Chad McDowell, un constructor de 50 años, comentó que ya había pasado por situaciones similares ("ésta no fue tan mala") y que "el pueblo se pone muy tranquilo y extraño cuando llega un huracán".

Pero ya era tiempo de que los residentes comenzaran a recuperar sus rutinas. El gobernador del estado, Henry McMaster, levantó las órdenes de evacuación para esta zona -la última que quedaba- y a partir del domingo se espera que los evacuados comiencen a volver.

Las autoridades informaron de la muerte de una mujer en este estado, por un árbol caído. Aunque el riesgo de inundaciones persiste, no se registraron más daños graves, excepto algunas ramas y postes de luz derribados.

"Esquivamos la bala", dijo Phillip Thompson, comisario del condado de Horry, al que pertenece Myrtle Beach.

Florence se degradó a tormenta tropical tras llegar a Carolina del Sur el viernes, luego de haber hecho estragos en Carolina del Norte, donde murieron al menos ocho personas.

- Querían un trago -

El dueño de The Bowery, Víctor Shamah, se quedó a capear la tormenta porque tenía demasiados recuerdos valiosos en ese lugar, que según los propios clientes es un símbolo de Myrtle Beach, una pequeña localidad de 32.000 habitantes.

"Estuve aquí todo el tiempo, yo solo", dijo a la AFP. "Habíamos recibido muchas llamadas y mucha gente pasó por aquí (...) Querían comer y no tenían adónde ir. Querían un trago. Así que aquí estamos".

The Bowery fue fundado en 1944, pero Shamah lo compró hace 38 años. Es célebre localmente porque vio nacer en los años 1970 al "súpergrupo" de música country Alabama, que colocó números 1 como "Mountain Music", "Roll On 18 Wheeler" y "If you're gonna play in Texas".

Hasta que en 1980 la banda formada por Randy Owen, Teddy Gentry y Jeff Cook abandonó el bar y firmó un contrato con la discográfica RCA.

Adentro, las paredes están forradas de fotografías de la banda y, en lo alto, cuelgan 21 copias de los discos de oro que ganó Alabama.

"Los primeros años ellos no eran nadie. Alabama no hizo The Bowery. Fue The Bowery el que hizo Alabama. Ellos aprendieron aquí cómo entretener", dijo Shamah.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.