Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ESCALA EN PARÍS

Luis Alberto Albán: "hay mucho incumplimiento del acuerdo de paz en Colombia"

Saber más

EN FOCO

En Estados Unidos, los "pobres que trabajan" se encuentran sin hogar

Saber más

EN FOCO

Kenia: ¿renta universal para contribuir al desarrollo?

Saber más

ECONOMIA

FMI destaca avances en las conversaciones con Argentina para nuevo acuerdo

Saber más

EN FOCO

Egipto: una ley contra la cibercriminalidad acusada de violar las libertades

Saber más

Medio Ambiente

La NASA medirá el deshielo de los polos de la Tierra

© NASA / Bill Ingalls / Reuters | El cohete Delta II de United Launch Alliance (ULA) y el Ice, Cloud y Land Elevation Satellite-2 (ICESat-2) a bordo, antes del lanzamiento en Vandenberg Air Force Base, California, EE. UU., el 15 de septiembre de 2018.

Texto por Janira Gómez Muñoz

Última modificación : 16/09/2018

La agencia espacial estadounidense lanzó con éxito un nuevo satélite que usará un láser para analizar los cambios en la masa del hielo polar y los glaciares. El ICESat-2 irá del Antártico al Ártico, donde desde 1980 el hielo se ha reducido un 40%.

Mientras la Tierra se calienta, el hielo polar se derrite. Un calentamiento y deshielo globales difíciles de medir, pero que la Agencia Nacional de Aeronáutica y el Espacio de EE. UU. (NASA) lleva más de 15 años estudiando.

Este sábado 15 de septiembre, la NASA dio un paso más en esa tarea, al lanzar con éxito al espacio un satélite, el ICESat-2, que analizará y recabará con más “amplitud y mejora” datos sobre los cambios en la masa de hielo polar. Especialmente los relativos a la medición de la altura.

El Ice, Cloud and Land Elevation Satellite-2, seguirá el legado de sus antecesores ICESat (2003) y Ice Bridge (2009), tras despegar a bordo del cohete Delta 2, desde la base aérea de Vandenberg, en California.

ATLAS, el láser que dispara 10.000 veces por segundo

“¡Vuela libre!” fue la bendición que le dio la NASA a su proyecto, que usará un láser mejorado llamado ATLAS (Advanced Topographic Laser Altimeter System).
Este láser tiene 6 rayos que disparan 10.000 veces por segundo (ICESat tenía un solo rayo), enviando cientos de trillones de fotones a la superficie polar, sin que su fuerza contribuya al deshielo, ha precisado la NASA.

Así, lo que hace es recolectar mediciones de un mismo punto cada 91 días, lo que permitirá tener datos de una misma ubicación cuatro veces al año, al ritmo de las distintas estaciones. Lo que significa que se calculará las alturas del hielo a lo largo de un mismo itinerario en las regiones polares hasta en cuatro ocasiones.

“ICESat-2 representa un gran salto tecnológico en nuestra capacidad para medir los cambios en la altura del hielo: su sistema de altímetro láser topográfico avanzado (ATLAS) mide la altura según el tiempo que tardan los fotones de luz individuales en viajar desde la nave espacial a la Tierra y viceversa", desarrolló la agencia espacial.

Los protagonistas: el Ártico y el Antártico

Según la NASA, el hielo del Ártico ha sufrido un declive de alrededor del 40% desde la década de 1980. El derretimiento de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida ha provocado la elevación del nivel global del mar en más de un milímetro al año, y “está aumentando”, advierte la agencia.

Por eso la gran misión de ICESat-2 es comparar las alturas de hielo con las alturas del agua para saber cuánto de ese hielo se ha derretido y bajo qué condiciones, para relacionarlo con factores climáticos. Aunque los primeros afectados son los animales y las poblaciones asentadas cerca del mar, las consecuencias serán para todos.

Con Reuters y EFE

Primera modificación : 16/09/2018