Saltar al contenido principal

Siria: primeras elecciones municipales tras siete años de guerra

Un hombre deposita su voto en las primeras elecciones locales de Siria desde 2011, el 16 de septiembre de 2018, en el sur de Guta Oriental, en las afueras al este de la capital, Damasco.
Un hombre deposita su voto en las primeras elecciones locales de Siria desde 2011, el 16 de septiembre de 2018, en el sur de Guta Oriental, en las afueras al este de la capital, Damasco. Louai Beshara / AFP

El Gobierno sirio celebró este domingo sus primeros comicios desde diciembre de 2011, para elegir entre más de 40.000 candidatos, los 18.478 asientos de los consejos municipales. Solo abrieron los colegios de las zonas controladas por Damasco.

Anuncios

Siria desempolvó este domingo 16 de septiembre las urnas electorales, para celebrar sus primeros comicios municipales en siete años. Y es que esta escena no se vivía a nivel local desde el inicio de la guerra en 2011, que aún perdura.

Es por eso que solo los colegios electorales ubicados en las gobernaciones que controla el Gobierno de Damasco pudieron abrir hoy, haciendo un llamado a los votantes, que no contaron con un censo publicado.

Pese a eso, los ciudadanos sirios mayores de 18 años pudieron elegir desde las 7.00 hora local a las autoridades municipales, entre más de 40.000 candidatos para 18.478 asientos de los consejos locales. Así lo comunicó la agencia estatal SANA, reafirmando que “más de 40.000 candidatos compiten por 18.478 escaños”.

Aunque el cierre estaba previsto para las 19.00 hora local, hubo tanta “gran afluencia” que el Comité Supremo para las Elecciones decidió prolongar el plazo hasta la medianoche, ejerciendo su derecho a hacerlo. Los domingos son días laborales en el país, lo que podría haber complicado la asistencia de algunos votantes que asistieron a últimas horas del día.

Municipales marcadas por la ofensiva en Idlib

Las últimas elecciones municipales que se recuerdan son las de diciembre de 2011. Momento previo a que la guerra asolara el país árabe, causando la muerte de más de 360.000 personas, además del desplazamiento de millones de refugiados.

Este domingo, 6.551 centros electorales pudieron abrir por primera vez en los dos tercios del país que controla Damasco, y que ha ido arrebatando tanto a facciones extremistas, como el Estado Islámico, como a los rebeldes insurgentes que luchan en su contra.

Lo sorpresivo de estos comicios es que precisamente ocurren en medio de una operación militar, con la que el Gobierno amenaza con bombardear al último gran bastión opositor, ubicado en el noroeste de Siria. Un bombardeo del que llevan días huyendo cientos de civiles de la provincia de Idlib y otros ciudadanos de los alrededores.

Un hecho que contrasta con el panorama de la capital, Damasco, donde en este día se pudieron ver las paredes cubiertas de carteles electorales, con candidatos salientes que aspiran a ser reelegidos.

La mayoría están afiliados al Partido Baaz Árabe Socialista, del presidente Bashar al Asad, por lo que uno de los ciudadanos que entrevistó AFP, Human, se pregunta si algo cambiará: “¿Para qué votar? Todo el mundo sabe que los resultados son conocidos de antemano para un partido cuyos miembros ganarán en un proceso que se parece más a una nominación que a una elección”.

Sea como sea, lo que sí está claro es que los nuevos consejeros municipales tendrán que asumir más responsabilidades que sus predecesores. Después de siete años de guerra, muchas ciudades están por reconstruir y necesitan un nuevo desarrollo urbano.

Esta jornada electoral, aunque no similar, trae el recuerdo de las elecciones presidenciales de 2014 y las elecciones legislativas de 2016, organizadas por el Gobierno de Al Asad. En las primeras, el mandatario sirio obtuvo su tercer mandato por un periodo de siete años.

Con AFP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.