Británicos y franceses acuerdan calendario de pesca de vieiras

Anuncios

París (AFP)

Los pescadores británicos y franceses anunciaron el lunes haber acordado un calendario para la pesca de la vieira frente a las costas de Normandía, tras enfrentamientos en alta mar que provocaron preocupación a ambos lados del Canal de la Mancha.

"Hemos logrado un acuerdo. Esta medianoche, [los pescadores británicos] dejarán el este de la Mancha y volverán el 1 de noviembre", dijo a la AFP Pascal Coquet, presidente de la Comisión Nacional de Vieiras del Comité Nacional de Pescadores.

Al contrario de lo que reclamaban los franceses en un principio, solo los barcos de más de 15 metros de eslora deberán dejar las aguas de pesca. "Nos vimos obligados a descartar los de menos de 15 metros" porque en este momento los barcos británicos "están causando estragos", añadió Coquet.

Los pescadores franceses, que solo están autorizados a pescar vieiras entre el 1 de octubre y el 15 de mayo para intentar preservar la especie, pedían a los británicos, cuya pesca no está limitada en el tiempo, que respetasen las misma reglas frente a las costas de Francia.

A principios de septiembre, ambos países renovaron un acuerdo de 2017 que obligaba a los británicos a regirse por el calendario francés pero concernía únicamente a los barcos de más de 15 metros. Los pescadores franceses acusaron a los británicos de aprovechar esta brecha fletando barcos menores fuera del periodo autorizado.

En compensación de partida de sus homólogos británicos, los pescadores franceses aceptaron cederles una cuota de pesca suplementaria que ellos no utilizan, precisó Coquet.

"Es un compromiso. No es el mejor acuerdo [...] pero es mejor que la ausencia de acuerdo", indicó a la AFP Jim Portus, representante de la industria británica de la vieira.

Este acuerdo, que llega después de semanas de discusiones y de una ruptura de las negociaciones la semana pasada, deberá ahora ser aprobado por los dos gobiernos, precisó a la AFP el ministerio francés de Agricultura.

A finales de agosto estallaron los enfrentamientos entre pescadores de ambos lados, cuando una treintena de barcos franceses intentaron impedir a cinco navíos británicos pescar el preciado molusco, un nuevo episodio de una batalla que existe desde hace tiempo.