Costa Rica entra en segunda semana de huelga mientras congreso analiza plan fiscal

Anuncios

San José (AFP)

Trabajadores del sector público de Costa Rica iniciaron este lunes la segunda semana de una huelga indefinida contra una propuesta de reforma fiscal, en momentos que el plenario del congreso comienza a analizar el proyecto que aumenta los impuestos.

Aunque la mayoría de los servicios estatales han funcionado con normalidad, la huelga ha interrumpido las clases en escuelas y colegios, y afectó servicios en los hospitales públicos.

Los trabajadores han bloqueado carreteras en diferentes puntos del país, donde han dificultado la distribución de combustibles y afectado el tráfico a áreas turísticas.

La huelga comenzó el lunes 10 y no hay perspectivas de que termine, luego de que los sindicatos rechazaron la propuesta del presidente Carlos Alvarado de dialogar con la intermediación de los obispos católicos y los rectores de las universidades estatales.

"El comando sindical nos comunicó que no aceptaban la facilitación" de los rectores, dijo el sábado el rector de la Universidad Técnica Nacional, Marcelo Prieto, sobre la propuesta formulada el viernes pasado por Alvarado.

Entre tanto, en algunos puntos de San José se comenzó a sentir la falta de combustible por los bloqueos en las plantas de la empresa estatal de petróleo, al tiempo que hoteleros en la provincia noroccidental de Guanacaste reportaron fuertes pérdidas.

- Turismo golpeado -

"El gobierno debe de hacer respetar la ley, levantar los bloqueos, que de por sí son ilegales, y garantizar así el libre tránsito de ciudadanos y de miles de turistas que han visto afectados sus planes de disfrutar las maravillas que ofrece Costa Rica", dijo la Cámara Costarricense de Hoteles en un comunicado.

Los hoteleros se quejaron de numerosas cancelaciones y una merma en la llegada de turistas a causa de la huelga.

Los sindicatos iniciaron la huelga contra el proyecto de reforma fiscal con el que el gobierno busca contener un creciente déficit fiscal de 6,2% del producto interno bruto en 2017, que podría alcanzar 7,2% este año sin la reforma, según el Banco Central.

La presidenta de la Asamblea Legislativa (parlamento), Carolina Hidalgo, convocó a los diputados a iniciar este lunes la discusión de la reforma en el plenario.

En el centro de la reforma está la sustitución del actual impuesto sobre la venta de 13% por un impuesto al valor agregado por el mismo valor, con la diferencia de que incluye servicios.

El proyecto "es polémico, no es popular, pero es correcto", dijo el presidente Alvarado el sábado durante la conmemoración de la independencia de Centroamérica en la ciudad de Cartago, antigua capital de Costa Rica.

Los sindicatos denuncian que el proyecto tributario recarga el costo del alivio fiscal en las clases más desfavorecidas, pero Alvarado aseguró que el 80% de la nueva recaudación caerá sobre el 20% más pudiente del país.