Saltar al contenido principal

EE.UU.: Se prevé que Florence vuelva a ganar fuerza

Un miembro de la marina de guerra de Cajun camina en una carretera inundada tras el paso de Florence en Dillon, Carolina del Sur, EE. UU., el 17 de septiembre de 2018.
Un miembro de la marina de guerra de Cajun camina en una carretera inundada tras el paso de Florence en Dillon, Carolina del Sur, EE. UU., el 17 de septiembre de 2018. Randall Hill / Reuters

El paso de Florence ya deja 23 personas muertas. Mientras algunos habitantes vuelven a sus hogares, el fenómeno atmosférico se dirige hacia Virginia y Nueva Inglaterra. Se espera que gane fuerza nuevamente a partir del 18 de septiembre.

ANUNCIOS

En Carolina del Norte y Carolina del Sur, aún no bajan las alarmas. Para las autoridades, “lo peor aún está por llegar”. Se refieren al alto riesgo de desbordamientos de ríos y embalses, ya que las lluvias, tras el paso de la tormenta Florence, siguen sin cesar.

El fenómeno natural fue implacable. Hasta el momento, el balance de víctimas mortales se eleva a 23. Entre ellos, un bebé de un año, que murió cuando el automóvil de su madre fue arrastrado por el agua. 11 personas murieron en Carolina del Norte, entre ellos figuran una madre y su hijo al ser golpeados por un árbol caído. Seis personas más fallecieron en Carolina del Sur, cuatro en accidentes automovilísticos y dos al desprenderse monóxido de carbono de un generador portátil. Otras se han ido reportando a medida que los equipos de rescate llegan a zonas alejadas.

Florence, convertida en depresión tropical, viaja con vientos sostenidos de 45 kilómetros por hora, ahora rumbo a Virginia y la región de Nueva Inglaterra (integrada por los estados de Maine, Nuevo Hampshire, Vermont, Massachusetts, Rhode Island y Connecticut.)

Informe desde Wilmington: las lluvias de Florence no cesan

Zach Taylor: "los ríos comenzarán a elevarse"

Las inundaciones repentinas, las advertencias de deslizamientos de tierra y las "prolongadas inundaciones significativas de los ríos" en toda la región continuarán durante los próximos días, informó el Servicio Meteorológico Nacional (NWS), por sus siglas en inglés.

La entidad también dijo que las alarmas de inundación repentina para los próximos días se extienden ahora hasta Pennsylvania, Maryland, Nueva York y el sur de Nueva Inglaterra.

El meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional de EE. UU., Zach Taylor, impone como premisa la cautela y reitera que no es momento de bajar la guardia: "la tierra está empapada y no puede absorber más lluvia por lo que el agua tiene que ir a algún lugar, desafortunadamente", dijo el experto, quien agregó que los ríos comenzarán a elevarse.

Áreas afectadas por Florence (en rojo) y áreas hacia donde se dirige el fenómeno meteorológico (blanco). France 24

Algunos regresan a sus hogares con los primeros rayos de sol

Sin embargo, este lunes 17 de septiembre por primera vez en días el sol volvió a calentar las Carolinas, al tiempo que algunos ciudadanos retornaban a sus hogares. Muchos de ellos para encontrarlos completamente destruidos.

A sus 59 años, Eric Tryggeseth, tuvo que ser evacuado el domingo 16 de septiembre de urgencia por tropas militares. A otro día retornaba a su hogar en Leland, Carolina del Norte. Al volver encontró un árbol en el patio delantero. Pero a pesar de las pérdidas, es consciente de la suerte que tuvo: "las aguas estaban subiendo, así que pensé que sería mejor salir de allí. (...) no puedo agradecer lo suficiente a los primeros en responder".

En total, unos 509.000 casas y negocios se quedaron sin electricidad el lunes en Carolina del Norte, Carolina del Sur y los estados vecinos. Alrededor de 1,8 millones de clientes de energía fueron afectados por la tormenta. Algunos municipios continúan incomunicados por la subida del agua en las vías. Es el caso de la ciudad de Wilmington, por donde Florence entró al continente.

Aunque Florence, se debilitó el lunes 17 de septiembre como fenómeno atmosférico, al bajar de categoría de “tormenta tropical” a “depresión tropical”, el Centro Nacional de Huracanes de EE. UU. (NHC), por sus siglas en Inglés, indicó que esta volverá a ganar fuerza para el martes y el miércoles 18 y 19 de septiembre.

Hasta el momento y desde el pasado jueves, Florence ha dejado a su paso por Carolina del Norte inundaciones de un metro de altura.

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.