Saltar al contenido principal

Inédita protesta de los italianos contra los abusos de la policía

Anuncios

Roma (AFP)

Proyecciones gratuitas del filme "Sulla mia pelle" (Sobre mi piel) que reconstruye los últimos días de un joven muerto en la cárcel, presumiblemente por una paliza policial, comenzaron a ser difundidas en toda Italia como forma de protesta inédita.

La película, estrenada en el festival de Venecia a inicios de septiembre y producida por Netflix, se ha convertido en un manifiesto pacífico contra el Estado italiano y los abusos de las fuerzas del orden.

A las proyecciones en plazas, asociaciones culturales, aulas de estudiantes o sedes de partidos tanto en Roma como en Nápoles, Milán, Bolonia o Parma, han asistido miles de personas que se atiborran para ver en forma colectiva el conmovedor filme.

A la función del viernes en la sede de la romana Universidad La Sapienza asistieron más de dos mil estudiantes, algo poco usual. "Lo que le ocurrió a ese joven, Stefano Cucchi, le hubiera podido pasar a cualquiera de nosotros", reconoce Teo, un camarógrafo de 27 años.

La película, dirigida por Alessio Cremonini, reconstruye el final del joven Stefano Cucchi, basándose en más de 10.000 actas judiciales y en los encuentros con su familia, que desde hace 10 años pide justicia.

Detenido con 20 gramos de hachís y unas bolsitas de cocaína, Cucchi, con un pasado de drogadicto, murió en la cárcel siete días después de su detención, al parecer por consecuencia de la paliza dada por un grupo de carabineros, lo que aún no ha sido establecido por los tribunales.

"Es un filme duro y a la vez bello. Muy violento sin mostrar una gota de sangre. No describe a los carabineros como si fueran bestias y acusa ante todo a esa burocracia temerosa e incapaz de asumir sus propias responsabilidades", explica Luca, joven desempleado de 27 años.

Estrenado en las salas de cine desde el 12 de septiembre, la película ha tenido también un éxito inesperado de público, con casi 30.000 espectadores.

Sin embargo, las proyecciones públicas gratuitas han generado polémica y el distribuidor, la firma Lucky Red de Andrea Occhipinti, la tildó este lunes como "piratería".

"Lo que está ocurriendo es algo que va más allá de cine. Estamos luchando todos por la misma causa, es una comunión de ideas", declaró conmovido el actor Alessandro Borghi, quien adelgazó 18 kilos para su extraordinaria interpretación de Cucchi.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.