Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Guerra comercial continúa en la OMC

Saber más

EN FOCO

Francia ofrece alternativas distintas a la prisión para sus reclusos

Saber más

CULTURA

De 'Ella Poema', que es África hecha danza, al disco de Yoko Ono

Saber más

ESTO ES FRANCIA

Las erupciones del Pitón de la Fournaise siguen maravillando al mundo

Saber más

CULTURA

Los Cholos: "Visibilizamos la música tradicional que está viva"

Saber más

EE. UU. y Canadá

China responde a EE.UU. con nuevos aranceles por 60.000 millones de dólares

© Stringer / vía Reuters | Contenedores de envío se ven en un puerto en Lianyungang, provincia de Jiangsu, China, el 8 de septiembre de 2018.

Texto por Natalia Plazas

Última modificación : 19/09/2018

Tras los nuevos aranceles impuestos por EE.UU., de 200.000 millones de dólares a productos chinos, el gigante asiático tomó represalia en la misma vía para "proteger sus intereses".

Como una “falta de sinceridad y buena fe”. Así calificó el Ejecutivo chino la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles del 10% por un valor de 200.000 millones de dólares a importaciones chinas a partir del lunes 24 de septiembre.

Y como anunciaron, el gigante asiático no se quedó de brazos cruzados en la ya declarada guerra comercial. El Ministerio de Comercio chino anunció que impondrá aranceles a las exportaciones estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares.

A partir del 24 de septiembre, la misma fecha en la que EE.UU. anunció la entrada en vigor de los nuevos aranceles, cerca de 4.000 tipos de productos estadounidenses tendrán aranceles de entre un 5 % y un 10 %.

La respuesta de China se escuda en lo que para las autoridades es "proteger sus intereses legítimos”.

Fuentes del Gobierno Chino informaron que debido a la escalada se podría cancelar el plan de enviar una delegación encabezada por el viceprimer ministro, Liu He, a Washington la próxima semana. Un viaje que estaba destinado a continuar las conversaciones con Estados Unidos en aras de encontrar una solución al conflicto de intereses que mantienen las dos potencias desde hace meses.

“Ya hemos recalcado que estos diálogos tienen que suceder en un marco de paridad, igualdad y buena fe para resolver los asuntos entre las dos partes pero lo que EE. UU. ha hecho demuestra falta de sinceridad y buena fe", apuntó el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang.

Trump: “Si China toma represalias, iniciaremos la tercera fase”

El lunes 17 de septiembre, el presidente Donald Trump ordenó la imposición de aranceles del 10% por valor de 200.000 millones de dólares a productos chinos, una medida que entrará en vigor el 24 de septiembre y que aumentará en un 25% a partir del 1 de enero, según informó el mandatario.

Se trata de la segunda batería de medidas impuestas por Trump contra la economía China después de una de 50.000 millones que Washington había establecido en junio y a la que China respondió de forma proporcional.

El pasado julio, la Casa Blanca publicó un listado en el que se especificaban cuáles son los productos que se verán afectados por la nueva medida. En el documento figuran, entre otros, reactores nucleares, señales de tráfico o componentes para trenes.

La presión del presidente estadounidense sobre la economía China no parece querer cesar. Trump advirtió que en caso de que China quiera responder con medidas similares, entonces continuará imponiendo nuevos aranceles.

"Si China toma represalias contra nuestros agricultores u otras industrias, inmediatamente iniciaremos la tercera fase, que consiste en aranceles de aproximadamente 267.000 millones en importaciones adicionales", dijo Trump en el comunicado.

Los efectos de las medidas para empresas europeas y estadounidenses

La noticia tampoco fue bien vista para los organismos que representan los intereses de las empresas europeas y de Estados Unidos en territorio chino. A las pocas horas del anuncio de los aranceles de EE.UU. a China, tanto la Comisión Europea, como las Cámaras de Comercio de Estados Unidos y la Unión Europea se precipitaron a advertir de los efectos negativos que tendrán los nuevos aranceles tanto para la economía mundial como para los productores.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, dijo que los aranceles de EE. UU. aumentarán los riesgos de devaluación de la economía mundial y abogó por una resolución del conflicto por medio de mecanismos multilaterales, tales como la Organización Mundial del Comercio.

“Este tipo de conflictos comerciales son un riesgo a la baja para la economía global. Vemos que la disputa se está desarrollando de manera preocupante y creemos que va a tener un impacto negativo”, dijo el ejecutivo en una conferencia del Foro Económico Mundial celebrada en el municipio chino de Tianjin.

La Cámara de Comercio de EE. UU. en China señaló que perjudicarán a las firmas que operan en el gigante asiático: "Aunque el objetivo (de los aranceles) es presionar a la economía china, esto también causará sufrimiento a las compañías estadounidenses en este país, pues cerca de la mitad de los miembros de esta cámara han avisado de que la nueva ronda de tarifas va a tener un impacto muy negativo en sus negocios", destacó la entidad.

Por su parte, la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China calificó de “locura económica” las medidas: "Más compañías tendrán que reajustar su cadena de proveedores, lo que llevará a más costos inicialmente y a tener que dedicar más tiempo a asegurar la estabilidad", destacó Mats Harborn, presidente de la Cámara, quien señaló que afectará también a los planes de inversión y expansión de las empresas y tendrá consecuencias negativas en los mercados financieros.

Con EFE

Primera modificación : 18/09/2018

  • Economía

    Donald Trump ordenó la imposición de nuevos aranceles a importaciones chinas

    Saber más

  • Guerra comercial

    China y EE.UU. se aplican aranceles mutuamente y recrudecen la guerra comercial

    Saber más

  • Relaciones internacionales

    Turquía responde a EE. UU. con aumento de aranceles a 22 productos

    Saber más