Saltar al contenido principal

Esto fue lo que acordaron las dos Coreas en su segundo día de cumbre

El presidente surcoreano Moon Jae-in y el líder norcoreano Kim Jong-un se dan la mano después de firmar documentos durante la cumbre intercoreana en Pyongyang, Corea del Norte. 19 de septiembre de 2018.
El presidente surcoreano Moon Jae-in y el líder norcoreano Kim Jong-un se dan la mano después de firmar documentos durante la cumbre intercoreana en Pyongyang, Corea del Norte. 19 de septiembre de 2018. KBS/ VÍA REUTERS

En el segundo día de la tercera cumbre entre Corea del Norte y Corea del Sur, los líderes de ambos países firmaron un acuerdo para "eliminar las armas nucleares de la península".

Anuncios

En Pyongyang, capital de Corea del Norte, el líder anfitrión, Kim Jong-un, firmó una declaración conjunta con su par de Corea del Sur, Moon Jae-in, para que la península se convierta en una "tierra de paz sin armas ni amenazas nucleares".

En una rueda de prensa los mandatarios explicaron el contenido del acuerdo, según el cual el llamado líder supremo norcoreano se comprometió a desmantelar el complejo de Yongbyon, donde actualmente se concentran las principales tareas del programa nuclear armamentístico del país comunista.

Kim también acordó cerrar y desarticular la base de lanzamiento de misiles de Sohae, ubicada en el noreste de la nación y accedió a permitir la entrada de inspectores internacionales que observen el desmantelamiento de otras instalaciones de misiles clave, pero solo si Estados Unidos toma medidas recíprocas, según informó el presidente de la República de Corea, Moon Jae-in.

Además, Kim Jong-un anunció que en futuro próximo visitará Seul, capital de Corea del Sur.

Informe desde Seúl: reunión de las Coreas plantea avances en la desnuclearización

"Lograr progresos reales lo antes posible"

A la par con estas declaraciones, que quedaron consignadas por escrito, los líderes subrayaron la importancia de "lograr progresos reales lo antes posible" en materia de desnuclearización.

Y es que ese precisamente es el objetivo principal de la tercera cumbre intercoreana, en la que además se espera un fortalecimiento de los lazos entre los países que técnicamente siguen en guerra desde el final de la guerra de Corea (1950 - 1953).

La oficina de Moon explicó que las conclusiones de la segunda jornada de tres días se dieron en una reunión en la que solo estuvieron los dos mandatarios, realizada en la residencia Paekhwawon, donde se hospeda la delegación de Seúl.

El encuentro tuvo una naturaleza diferente al primer día de reuniones, cuando también estuvieron presentes los jefes de inteligencia de ambas Coreas, la vicedirectora de Propaganda y Agitación y hermana del líder norcoreano, Kim Yo-jong, y el jefe de la Oficina de Seguridad Nacional surcoreana, Chung Eui-yong.

Bajará la tensión en la frontera intercoreana

Paralelamente, también los jefes de Defensa de los dos países: Song Young-moo de la República de Corea, y su homólogo norteño, No Kwang-chol firmaron un pacto para reducir la tensión militar en zonas fronterizas.

A partir del 1 de noviembre ambas naciones se comprometieron a suspender las maniobras en la frontera terrestre. Y para antes de que finalice el año también incluirán la eliminación de 11 puestos de guardia fronterizos.

Además se definirá una zona de restricción de vuelo y un área en la frontera marítima donde estarán prohibidas las maniobras y los ejercicios con fuego real.

En beneficios para la ciudadanía, las dos Coreas trabajarán en la conexión de sus vías férreas y de sus carreteras, hasta ahora bloqueadas por el conflicto y por las sanciones comerciales impuestas a Pyongyang.

Sobre materia humanitaria se acordó que se realizarán reuniones en vídeo de las familias separadas y se abrirá una oficina en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong, dedicada a que los ciudadanos de ambos países puedan intentar localizar a familiares al otro lado de la península.

Bajo la mirada de Trump

El presidente de Estados Unidos dijo que era “muy emocionante” ver los avances en el proceso, e incluso destacó que "Corea del Norte y Corea del Sur presentarán una oferta conjunta para albergar los Juegos Olímpicos 2032". En la red social Twitter, habló de los acuerdos de las Coreas:

Y es que hasta el momento el proceso permanecía frenado a pesar de la cumbre de junio en Singapur, que reunió al mandatario republicano y a Kim Jong-un, en una cita que fue considerada histórica pero poco productiva.

Entonces, como ahora, Kim se comprometió sin dar fechas a trabajar hacia la "desnuclearización completa de la península de Corea"; a partir de esos compromisos poco específicos, Trump exigió medidas concretas a cambio de acordar un interés clave de Pyongyang: declarar el fin de la guerra.

Ese mismo objetivo lo comparte Moon Jae-in, que en esta ocasión intenta trazar una hoja de ruta para que se puedan obtener la desnuclearización y la firma oficial de la paz.

Por ahora, uno de los cambios más importantes desde junio pasado es la posibilidad de que Norcorea abra sus fronteras a observadores internacionales, lo que dependerá de la siguiente acción para bajar la tensión de Donald Trump, que tiene estacionada en la vecina Corea del Sur su mayor base militar de ultramar.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.