Hungría advierte a la ONU que "nunca será un país de inmigrantes"

Anuncios

Ginebra (AFP)

El ministro de Exteriores húngaro acusó este miércoles a la ONU de mentir sobre la política migratoria de su país y de querer poner a Hungría "bajo tutela", advirtiendo que su nación "nunca será un país de inmigrantes".

"Hungría nunca será un país de inmigrantes. Siempre protegeremos la seguridad del pueblo húngaro. Jamás permitiremos que un solo inmigrante ilegal ingrese al territorio de nuestro país", declaró Peter Szijjarto ante el Consejo de derechos humanos de la ONU en Ginebra.

"Es evidente que los funcionarios de la ONU que difunden estas mentiras sobre Hungría son aquellos que demuestran parcialidad sobre la cuestión migratoria. Pero debo decirles que Hungría nunca será un país de inmigrantes", añadió.

"Jamás permitiremos que un solo inmigrante ilegal ingrese al territorio de nuestro país", continuó.

El 11 de septiembre, Hungría ya había rechazado las críticas sobre su política migratoria de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH), Michelle Bachelet, que había dicho el día anterior que tuvo conocimiento de un "informe impactante" según el cual se les negaba la comida a los migrantes detenidos en las zonas de tránsito.

"Un diálogo constructivo con los gobiernos antes de sacar conclusiones precipitadas seguramente haría avanzar nuestra causa común de promoción y protección de los derechos de las personas", había declarado entonces la embajadora húngara, Zsuzsanna Horvath, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Bachelet también había mencionado el 10 de septiembre las medidas recientemente adoptadas por Hungría, "para permitir a las autoridades detener, inculpar y expulsar inmediatamente de las zonas fronterizas húngaras a todo abogado, consejero, voluntario o miembro de una familia residente legalmente sospechoso de ayudar a una persona a presentar una solicitud de asilo, obtener un permiso de residencia, o también emprender cualquier otra acción totalmente legal".

Horvath había afirmado que "nadie se encuentra detenido en las zonas de tránsito de Hungría" y que "se ha proporcionado alimentos y se seguirá haciéndolo a aquellos que ya han presentado su solicitud de asilo".