Aniversario terremoto en México

México conmemora un año del terremoto entre la reconstrucción y el olvido

Rescatistas buscan sobrevivientes bajo los escombros de una estructura colapsada en Ciudad de México, tras el terremoto del 17 de septiembre de 2017.
Rescatistas buscan sobrevivientes bajo los escombros de una estructura colapsada en Ciudad de México, tras el terremoto del 17 de septiembre de 2017. Yuri Cortez/Reuters

En medio de denuncias de incumplimiento por parte del Estado, miles de damnificados hacen frente a la lenta reconstrucción de los destrozos que dejó el terremoto de Ciudad de México registrado en 2017.

Anuncios

Un año después del sismo de magnitud 7.1 que devastó Ciudad de México, el 19 de septiembre de 2017, poco ha cambiado. La reconstrucción de edificios y estructuras afectadas en la capital, avanza con lentitud, a pesar de los recursos destinados para este propósito.

La falta de voluntad política y la corrupción, son señalados como las principales causas de estos retrasos que tienen a miles de damnificados aún viviendo en las calles, y con la incertidumbre de si podrán volver algún día a ocupar sus hogares destruidos por el sismo, como les fue prometido por el Estado.

"La prioridad número uno de la reconstrucción de viviendas no ha sido atendida y hasta ahora desconocemos el destino de los recursos económicos", aseguró Vania Salgado, damnificada e integrante de la Organización No Gubernamental Nosotrxs.

Y es que hasta la fecha solo se han ejecutado un 4.5% de los 350 millones de dólares destinados a la Comisión para la reconstrucción de Ciudad de México, según lo reconoció el propio comisionado de esta área, Edgar Tungui.

“Es preocupante que las dependencias no reporten evidencia de los recursos que ya han gastado, por lo que se citará a cada una de las áreas involucradas para que expliquen el por qué no han comprobado la ejecución del gasto”, añadió Tungui.

Hasta el momento, no hay una cifra oficial del número de damnificados o de inmuebles afectados por el sismo del pasado 19 de septiembre, lo que hace más difícil desplegar la llegada de la ayuda, que además se enfrenta a pesados trámites burocráticos, entre otros obstáculos.

Con este desolador panorama que los damnificados y la opinión pública le achacan a una inoperancia y desidia estatal para enfrentar la tragedia, Ciudad de México conmemora un año de este sismo que dejó un saldo de 471 muertos, en el mismo día que recuerda el devastador terremoto de 1985, que acabó con la vida de más de 10.000 personas.

“Estamos olvidados, en un año no se ha resuelto nada”: damnificados

Pero el calvario que padecen miles de damnificados del sismo, está lejos de acabar.

"Estamos olvidados, hace ya un año y no se ha resuelto nada en absoluto", afirmó Mauro Alvarado Martínez, un damnificado que ha hecho de una tienda de campaña regalada por el gobierno chino, su hogar desde hace un año.

Como Martínez, son miles de afectados que aún viven a la intemperie en condiciones de salubridad precarias. Por ejemplo, en Tlalpan, una zona de Ciudad de México que sufrió una gran destrucción, están asentadas al menos 100 personas que viven en albergues improvisados, sobre las ruinas de lo que alguna vez fueron sus casas.

“Después del sismo, al menos 17 de nuestros vecinos han muerto este año por las precarias condiciones en las que viven”, denuncia Héctor Toledo, líder comunitario de esta zona.

Por su parte, la ONG Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, entregó presuntas evidencias de irregularidades en al menos 28 edificios colapsados tras el sismo en la capital mexicana. Según la organización, la corrupción en el sistema de licencias y construcción fue la causante de los derrumbes de las estructuras.

“Los terremotos no matan personas. La corrupción sí”, sentenció el director de la organización, Salvador Camarena.

Oaxaca y Chiapas, los otros olvidados

Pero en septiembre de 2017, no solo tembló la tierra en Ciudad de México. El 7 de septiembre, un terremoto de magnitud 8.2, devastó gran parte de los estados de Oaxaca y Chiapas, dejando un saldo de 99 muertos.

Sus habitantes marcaron este primer año en medio de protestas, denunciando también que la ayuda para la reconstrucción de la zona ha llegado a cuentagotas.

Según la coordinadora general de damnificados, se procesaron solicitudes de más de 9.000 afectados. Hasta la fecha, asegura que hay al menos 5.000 que no han recibido apoyo. Cifras que contrastan con las de las autoridades locales, que dicen que hay un avance del 80% en la reconstrucción de viviendas.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24