Saltar al contenido principal

¿Qué pasará con el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México?

A pesar de la indecisión del próximo Gobierno, "la obra mantiene su ritmo de trabajo. No se han cancelado reuniones ni contratos"
A pesar de la indecisión del próximo Gobierno, "la obra mantiene su ritmo de trabajo. No se han cancelado reuniones ni contratos" YouTube / Gobierno de la República

A pesar de que la obra lleva más de 30% de avance, el presidente electo ha amenazado con llevar a consulta su continuidad. Mientras algunos expertos consideran necesaria la obra, otros apuntan a que el daño al ambiente puede ser grave.

Anuncios

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró una vez más el 15 de septiembre que la continuación del nuevo aeropuerto se decidirá en una consulta ciudadana y una encuesta que se realizarán a finales de octubre.

El virtual mandatario ha insistido en múltiples ocasiones en la opción de ampliar la base aérea militar de Santa Lucía, al norte de la ciudad, y mantener el aeropuerto internacional que actualmente se encuentra en operaciones.

De acuerdo con el diario ‘El Universal’, el Consejo Coordinador Empresarial presentará al equipo de López Obrador un estudio de 30 expertos sobre la viabilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), en construcción desde 2015 en Texcoco, al oriente de la capital del país.

Este lunes 17 de septiembre, el futuro secretario (ministro) de Comunicaciones y Transportes aseguraba al medio ‘Milenio’ que no estaba clara aún la forma en que se hará la consulta “porque esto es en función de la información que tengamos de los estudios”.

La página oficial del próximo presidente contiene una serie de materiales para la consulta de todos los ciudadanos. De alrededor de 300 documentos se colgaron en la red, entre otros, informes técnicos, dos ediciones de un libro de Alejandro Encinas, próximo subsecretario de Derechos Humanos, contra el aeropuerto, así como estudios de geotecnia, de cimentación y análisis climáticos.

El nuevo aeropuerto, una disyuntiva multimillonaria

Según apunta el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, al 31 de julio de 2018 existía un avance de 31.5% en la construcción del nuevo aeropuerto internacional en Texcoco. El proyecto incluye más de 80 obras, de las que, por ejemplo, los pilotes de la cimentación están casi concluidos y totalmente pagados, pues ya se ha liberado casi la totalidad de su costo, casi mil millones de pesos (arriba de 52 millones de dólares).

Según recogió ‘El Economista’ en marzo pasado Federico Patiño, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México adelantaba un costo total para el proyecto de 13 mil millones de dólares, cantidad que había sido comprometida en 321 contratos repartidos entre 292 empresas.

Los aeropuertos deben crecer al mismo ritmo que lo hace la población

Mauricio Ceballos, director del proyecto de la Terminal del NAICM

‘Milenio’ informaba el 9 de septiembre que el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, aseguraba que el aeropuerto no debía ser un tema de discusión pues “lleva más de 20 años de ser analizado” aparte de ser la “mejor alternativa (…) y si México no toma estas decisiones se rezagará”.

Mientras tanto el presidente electo Andrés Manuel López Obrador continúa una batalla personal contra el proyecto estrella del presidente saliente Enrique Peña Nieto, a pesar de que aseguró al final de su campaña que el proyecto era “viable y conveniente”, según informó en junio Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial.

 
A pesar de la incertidumbre los trabajos continúan

En entrevista para France 24 el arquitecto Mauricio Ceballos, director del proyecto de la Terminal del NAICM aseguró que si bien “es sano que se cuestione el aeropuerto”, el proyecto es importante dada la cantidad de turismo que recibe la ciudad. De igual manera, la carga o transporte de bienes, y la seguridad hacen de este un aeropuerto importante.

“Los aeropuertos deben crecer al mismo ritmo que lo hace la población”, agregó para este medio. El nuevo aeropuerto se construye sobre un terreno de 5 mil hectáreas en el oriente de la capital del país, lo que contrasta con las casi 700 hectáreas del aeropuerto actual. “La nueva terminal alcanza para procesar 98 millones de pasajeros, proyectados hasta 2045”.

Vista de la obra del nuevo aeropuerto internacional de México.
Vista de la obra del nuevo aeropuerto internacional de México. YouTube / Gobierno de la República

 
De acuerdo con la revista ‘Proceso’, en mayo pasado ya se habían realizado 65 denuncias en relación con la destrucción del medio ambiente. Sin embargo, “van como 20 años que se está estudiando Texcoco” como locación del NAICM y “la terminal es la más sustentable que se ha hecho en el mundo”, dice el arquitecto Ceballos.

A pesar de la indecisión del próximo gobierno, “la obra mantiene su ritmo de trabajo. No se han cancelado reuniones ni contratos. A nivel público hay muchas opiniones y eso genera incertidumbre, pero todos los contratos continúan”, agregó el director del proyecto.

El impacto al ambiente puede ser irreversible

Un documento elaborado por la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad manifestaba en 2015 la preocupación de varios científicos debido a que el proyecto del Nuevo Aeropuerto omitía información relevante sobre el posible impacto ambiental de la obra. En la misma línea, un grupo de asesores del próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, presentó en agosto un Dictamen sobre la viabilidad ambiental del NAICM.

Fernando Córdova Tapia, redactor del Dictamen, señaló en entrevista para France 24 que “en términos ambientales no hay modo de justificar este aeropuerto, los impactos al ambiente son tan grandes que no hay modo de compensarlos”.

En la opinión del experto, el NAICM generaría un grave problema para la Ciudad de México. “La ciudad está en crisis por el agua potable, por las inundaciones y por la temperatura. Con el aeropuerto en Texcoco vamos a tener más inundaciones. La ciudad se está hundiendo. No tenemos medios de captación de agua y estamos en desabasto de agua potable”.

El aeropuerto traería consigo nuevos núcleos de población. “Pero la ciudad ya no puede soportar más carga”, añade el también biólogo.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.