Saltar al contenido principal

Los jugadores que dieron brillo a la Ryder Cup

Anuncios

París (AFP)

Por su propia esencia, que permitió duelos entre el conjunto de los mejores golfistas del mundo, la Ryder Cup reunió a la flor y nata de este deporte a lo largo de los años desde su inicio en 1927.

Pero, símbolo de su gran competitividad y de la feroz rivalidad entre Estados Unidos y Europa, no siempre los mejores jugadores de la historia han logrado dejar un sello acorde a su talento en esta competición.

La estrella indiscutible de la pequeña bola blanca desde hace 20 años, Tiger Woods, sólo conquistó el título en una de sus siete participaciones y tiene un balance global negativo, al igual que su compatriota y compañero Phil Mickelson, presente en todas las ediciones desde 1995.

Por contra, los legendarios Jack Nicklaus y Arnold Palmer llevaron a lo más alto la bandera de las barras y estrellas, como lo hiciera antes que ellos Sam Snead, ganador en siete ocasiones.

Nicklaus, laureado con 18 'Grandes', se llevó la Ryder en cada una de sus seis participaciones. También se hizo célebre por su deportividad al conceder por voluntad propia el empate en 1969 ante el inglés Tony Jacklin, el otro gran nombre de la prueba.

La pareja de dobles que formó el golfista de Columbus con Tom Watson ganó además sus cuatro partidos con gran facilidad.

- Palmer, Nicklaus, los intocables -

Palmer, por su parte, logró 23 puntos y seis copas con Estados Unidos, concediendo sólo ocho derrotas en 32 partidos.

Y emparejado con Gardner Dickinson, no conoció la derrota en cinco partidos.

"Amé la Ryder Cup porque no se trataba de jugar por dinero, sino por algo más grande y más personal", explicaba 'The King', fallecido hace casi dos años.

Pero Palmer, como Nicklaus, vieron su dominio facilitado por el hecho de que hubo que esperar hasta 1979 para ver a los jugadores de la Europa continental unirse a sus compañeros británicos e irlandeses en un mismo equipo.

En su reciente libro "La Ryder Cup, la historia completa" (Ediciones Marabout), Nick Callow señala que la competición "estuvo a punto de morir de aburrimiento" porque "no había suspense debido al amplio dominio de los estadounidenses, que ganaban sistemáticamente con una gran diferencia".

Aunque, entre 1985 y 1999, Europa logró invertir la tendencia, ello se debe en gran parte al español Severiano Ballesteros, quien supo insuflar su sed de victoria a un grupo heterogéneo.

- La 'Armada española' -

El nombre de 'Seve', desaparecido prematuramente en 2011, se mantiene indisociablemente unido a esta competición, aún en mayor medida que el de su compatriota José María Olazábal.

Este dúo apodado "la armada española" ganó trece de los quince partidos de dobles que disputó.

Aunque el inglés Nick Faldo conquistó sólo cuatro ediciones en once participaciones, fue el que más puntos aportó a su equipo (25).

De los golfistas que se encuentran activos en la actualidad, Ian Poulter, que participará en la edición de 2018, se mostró decisivo al sumar cuatro puntos en el llamado 'Milagro de Medinah', en 2012

Entre los jugadores que han disputado como máximo 15 partidos, el inglés es el que cuenta con un mayor porcentaje de victorias (72%), europeos y americanos incluidos.

El español Sergio García, por su parte, se convirtió en uno de los miembros más influyentes del equipo europeo desde su primera selección en 1999 cuando contaba 19 años, lo que le convirtió en el jugador más joven de la competición.

Convocado a Saint-Quentin-en-Yvelines por Thomas Björn a pesar de sus discretos resultados desde hace un año, 'El Niño' disputará su novena Ryder Cup, una competición que ya ha conquistado en cinco ocasiones.

A sus 29 años, el norirlandés Rory McIlroy, que sólo ha perdido tres veces en once partidos, tiene este año la oportunidad de hacer historia, como los ingleses Peter Oosterhuis y Lee Westwood o los estadounidenses Tom Kite, Lee Trevino, y Hale Irwin.

Un panteón en el que ya figura el nombre de Colin Montgomerie, a menudo considerado desde un lado y otro del Atlántico como el referente absoluto de la Ryder Cup.

"Cuando le pedíamos que metiera putts a cinco metros, lo que le costaba en los 'Grandes', siempre lo lograba", asegura Ken Brown, su antiguo compañero, escocés como él.

Montgomerie considera que el equipo europeo conjuntado por Björn en 2018 es "casi con seguridad el mejor de la historia", lo que abre la puerta a que se escriban nuevos párrafos hermosos en el libro del mítico torneo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.