Saltar al contenido principal

Rusia respira y ve el futuro con optimismo tras la decisión de la AMA

Anuncios

Moscú (AFP)

Rusia respiró aliviada y se congratuló por la decisión de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) de levantar la suspensión de la Agencia Rusa Antidopaje, la Rusada, asegurando que es fruto de un "enorme trabajo", aunque "aún hay mucho por hacer".

Reunido este jueves en las islas Seychelles, el comité ejecutivo de la AMA decidió restablecer a la Rusada como conforme al código mundial antidopaje, poniendo así fin a casi tres meses de suspensión para Rusia.

Esta decisión, muy criticada en la comunidad antidopaje, supone una victoria para Moscú, que sin embargo no reconoció nunca públicamente las conclusiones del informe McLaren sobre la existencia de un sistema institucional de dopaje entre 2011 y 2015.

La primera en reaccionar fue la vice primera ministra rusa encargada de los Deportes, Olga Golodets. "Celebramos la decisión de la AMA. Rusia confirma su compromiso con los principios de un deporte limpio", declaró, citada por las agencias de prensa rusas.

"Estos últimos años, un enorme trabajo fue realizado en Rusia para crear condiciones transparentes y claras" de lucha contra el dopaje, añadió.

Durante una conferencia de prensa organizada unos minutos después del anuncio de la AMA, el director de la Rusada, Yuri Ganus, saludó por su parte un "primer paso", afirmando que espera que "hayamos comenzado a pasar esta página sombría del deporte ruso y soviético".

"Tenemos mucho trabajo por delante. En primer lugar, es necesario restablecer la confianza", prosiguió, asegurando: "No podemos permitirnos más escándalos así. Los deportistas deben participar según las reglas".

- Cambio de tono -

Desde hace varios meses, la AMA consideraba que Rusia había llevado a cabo numerosos progresos en materia de lucha contra el dopaje. El conjunto de la dirección de la Rusada, acusada de haber encubierto esos casos de dopaje, fue sustituida después de que el escándalo saliera a la luz.

Las autoridades, por su parte, endurecieron las políticas antidopaje, introduciendo una responsabilidad penal al hecho de doparse. En junio de 2017, la AMA había autorizado a la Rusada a llevar a cabo de nuevo programas de control antidopaje, bajo tutela de la Agencia Antidopaje Británica.

Cercano a Vladimir Putin y hombre para todo en el deporte ruso, señalado con el dedo en el informe McLaren, el vice primer ministro encargado de los Deportes Vitali Mutko terminó por ser despedido en mayo de 2018 y reemplazado por Olga Golodets.

En cuanto a Yuri Ganus, procedente del sector privado, fue nombrado en agosto de 2017, dando paso a un cambio de tono en el escándalo.

El crédito de Rusia en materia de lucha antidopaje "está bajo mínimos", declaró poco después de su elección, rechazando la tesis de "un ataque orquestado" contra Rusia defendida por numerosos altos responsables rusos.

Las disculpas públicas del presidente de la Federación Rusa de Atletismo (Rusaf), Dmitri Shliajtin, por la implicación de su país en este vasto escándalo de dopaje, pronunciadas en el congreso de la IAAF, fueron otro signo positivo enviado en agosto de 2017.

El atletismo ruso está apartado de las competiciones internacionales por la IAAF y su reintegración no está garantizada después de la decisión de la AMA, aunque Dmitri Shliajtin declaró este jueves que mira "con optimismo las próximas etapas".

Por su parte, el ministro ruso de Deportes, Pavel Kolobkov, aseguró que Moscú "hará lo máximo para que se cumplan todas las obligaciones de Rusia".

Fue su carta del 13 de septiembre, en la que promete ofrecer una copia del banco de datos del laboratorio antidopaje de Moscú a la AMA, la que originó la decisión de la AMA de levantar la suspensión.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.