Saltar al contenido principal

Cardenal de Nueva York contrata una jueza independiente para revisar abusos sexuales de la iglesia

El arzobispo de Nueva York, cardenal Timothy Dolan, bebe un vaso de agua durante una conferencia de prensa en Manhattan, Nueva York, el 20 de septiembre de 2018.
El arzobispo de Nueva York, cardenal Timothy Dolan, bebe un vaso de agua durante una conferencia de prensa en Manhattan, Nueva York, el 20 de septiembre de 2018. Jeenah Moon / Reuters

La Arquidiócesis de Nueva York, en un intento por recuperar credibilidad tras los escándalos sexuales, hará revisar sus procedimientos y protocolos con una exjueza federal.

Anuncios

Luego de “un verano del infierno”, según el cardenal Timoty Dholan, la iglesia católica quiere recuperar a los fieles perdidos por la ola de escándalos sexuales. La estrategia es recobrar la credibilidad, por eso una exjueza federal revisará lo investigado por la propia iglesia.

Semanas atrás un gran jurado de Pensilvania reportó en detalle los amplios abusos sexuales sistemáticos de oficiales de la iglesia en el estado. Las revelaciones llegaron incluso a salpicar al exarzobispo, Theodore McCarrick.

La jueza que se encargaría del trabajo de revisión es Barbara Jones, que se retiró en 2013. Ella y su equipo de abogados tendrán acceso a todo el material documentado por la iglesia sobre las políticas y procedimientos de reclamo de abuso sexual.

“El cardenal me pidió que no deje piedra sin remover y que le proporcione directamente los resultados de nuestro trabajo”, dijo Jones desde una rueda de prensa en Nueva York. La arquidiócesis de esa ciudad es la segunda más grande de Estados Unidos.

La iglesia en Estados Unidos, no es la única en crisis. En Chile, Australia e Irlanda los escándalos de abusos sexuales contra menores de edad tienen a esa institución en la picota pública. “Si pierdo la confianza de mi gente y esta comunidad, no me queda mucho” afirmó Dholan.

Este paso de la Arquidiócesis con base en Manhattan busca mostrarle a los fieles que se toma en serio la reforma. Aunque con otras acciones ha mostrado oponerse a cambios propuestos en la ley de Nueva York, que buscan ampliar los plazos de las demandas civiles.

Dos años atrás la iglesia anunció que había creado un fondo de compensación administrado de forma independiente por las víctimas de abusos sexuales del clero dispuestos a renunciar a las demandas. Hasta ahora ha pagado alrededor de $60 millones de dólares.

Jones fue fiscal en Nueva York por 16 años antes de convertirse en jueza en 1995. Ella dijo que la arquidiócesis ya tiene una “infraestructura robusta” de informes sobre las denuncias de abuso sexual.

“Mi trabajo no será evaluar la efectividad de los programas existentes y las políticas de infraestructura, sino identificar deficiencias y recomendar cambios en los nuevos procedimientos” concluyó Jones.

Con AP y Reuters.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.