El presidente ucraniano demanda a la BBC por difamación

Anuncios

Kiev (AFP)

El presidente urcaniano, Petro Poroshenko, demandó a la cadena británica BBC por difamación tras un artículo en el que se afirma que Kiev pagó por una reunión con el presidente estadounidense Donald Trump, según la denuncia consultada el viernes por la AFP.

En un artículo publicado en mayo en su página web, citado luego durante un programa de televisión del grupo audiovisual público británico, la BBC asegura que el exabogado de Donald Trump, Michael Cohen, recibió entre 400.000 y 600.000 dólares de la parte de intermediarios ucranianos para apoyar la primera reunión, en junio de 2017, entre Petro Poroshenko y el presidente Trump en la Casa Blanca.

Según el artículo de la BBC, que se basa en fuentes anónimas ucranianas, el objetivo de la financiación era reforzar la influencia del Ucrania en Washington haciendo que este encuentro se pareciera a "verdaderas conversaciones" y no a una "breve reunión".

La defensa de Poroshenko, en su demanda depositada ante la justicia británica a principios de septiembre, denuncia una "acusación [...] extremadamente seria y perjudicial, no solo para sus funciones de presidente de Ucrania, sino igualmente para su reputación de hombre político y hombre de negocios".

Entre otras cosas, la defensa exige que la BBC desmienta estas acusaciones y pague por daños y perjuicios por difamación.

Contactado por la AFP, un portavoz de la BBC no quiso hacer comentarios sobre el caso.

Según la BBC, la elección sorpresa de Donald Trump, considerado como prorruso, tomó desprevenida a la presidencia ucraniana, en un momento en el que Ucrania vive desde 2014 un conflicto armado contra grupos separatistas, a los que Kiev y los occidentales acusan de recibir el apoyo de Rusia, lo que Moscú desmiente.

Los rumores sugerían en aquel entonces que Trump no deseaba reunirse con su homólogo ucraniano.

Finalmente, el gobierno estadounidense anunció, en paralelo a la reunión de junio de 2017, el refuerzo de las sanciones contra Rusia por su apoyo a los rebeldes separatistas.

Petro Poroshenko, elegido en mayo de 2014 tras el levantamiento pro-occidental de Maidan, deberá presentarse en 2019 a un nuevo mandato pese a su baja popularidad y las críticas por sus reticencias a adoptar medidas de lucha contra la corrupción en Ucrania.