Saltar al contenido principal

Millones de musulmanes celebran la Ashura

Peregrinos chiitas participan en una ceremonia en el santuario del Imam Husáin en la ciudad iraquí de Karbala, al sur del país, el 19 de septiembre de 2018, en vísperas del décimo día del luto de Muharram, que marca la cima de la Ashura.
Peregrinos chiitas participan en una ceremonia en el santuario del Imam Husáin en la ciudad iraquí de Karbala, al sur del país, el 19 de septiembre de 2018, en vísperas del décimo día del luto de Muharram, que marca la cima de la Ashura. Ahmad Al-Rubaye / AFP

En todo el mundo, millones de personas participan en las festividades correspondientes a este rito secular. Su origen se ubica en la propia fundación de esta religión.

Anuncios

El 10 de octubre del año 680, cayó Husáin Ibn Ali en el campo de batalla de Kerbala, en la actual Irak. Su grupo compuesto de 72 hombres no pudo resistir mucho tiempo frente a los miles de soldados del Califato omeya, la potencia que reinaba en ese entonces desde el noroeste de la India, pasando por el golfo pérsico hasta los pirineos.

La desaparición de Husáin es celebrada como un luto sagrado por millones de musulmanes. Era el nieto de Mahoma, la figura suprema de la Hégira y, por ende, de la fundación del islam. Fue bajo esta postura que busco el trono omeya y que perdió la vida en el intento.

Etimológicamente, la palabra ‘Ashura’ significa el “décimo día”, correspondiente al primer mes del calendario musulmán, Muhárram. Si bien los sunitas pueden observar una jornada de ayuno para celebrar este día, son los chiitas que lo conmemoran con más fervor. Fundamentan buena parte de su fe sobre el imán Ali, yerno de Mahoma y padre de Husáin, considerado como un mensajero legítimo de la palabra coránica.

Un rito fundador del chiismo que se cruza con la política

La Ashura es también una de las numerosas pruebas de los vasos comunicantes que son las raíces de las religiones. Los estudios historiográficos revelan que su origen podría coincidir con la fiesta judía de Yom Kipur, que se celebra en las mismas fechas, y que su conmemoración rima con el fin del diluvio y la salida del arca de Noé, personaje común en el Corán y la Biblia.

Los chiitas representan hoy entre el 10 y el 13% de los musulmanes en el mundo, es decir una fe que reune a más de 200 millones de individuos. Los ritos correspondientes a la Ashura son tan diversos como la multitud de países que profesan el islam.

Las practicas se mezclaron con las dinámicas sociológicas, culturales y políticas de cada región. Muchos reproducen de manera ceremonial el “martirio” de Husáin, lo cual incluye en ocasiones flagelaciones.

La Ashura es también la ocasión para muchas fuerzas de hacer demostraciones políticas. Tradicionalmente, fieles lloran y denuncian a los asesinos del nieto del profeta. Lo cual fomentó la construcción en muchos países, según las respectivas relaciones de los chiitas con los poderes centrales.

Irán, único país con el islam chiita como religión de Estado

De esta manera, los rebeldes hutíes de Yemen sumaron a esta fiesta tradicional el aniversario de su toma de la capital del país, Saná, en un evento durante el cual no dudaban en reivindicarse herederos simbólicos de Husáin.

Por otra parte, Irán es el país que centraliza la influencia del chiismo duodecimito (de los doce imanes), culto de Estado desde la revolución islámica de 1979. Cada Ashura es una ocasión para el país de proyectarse en el mundo y entregar un fuerte mensaje religioso y patriótico.

Sin embargo, en la mayoría de las naciones que los acogen, los chiitas constituyen a una minoría. En Afganistán son a menudo blancos de los islamistas sunitas radicales y por esta razón el Ashura de este año fue marcado por drásticas medidas de seguridad.

En Irak, país que acoge, junto a Irán, a lugares de peregrinación chiita como la ciudad de Kerbala, las dos principales ramas del islam cuentan prácticamente con el mismo número de fieles y las tensiones comunitarias y políticas se incrementaron a medidas de las graves crisis que atravesó el país; mientras que en Líbano, los paramilitares del Hezbollah aprovecharon de la Ashura para amenazar nuevamente a Israel.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.