Polémica

Rusia sonríe con su readmisión a la Agencia Mundial Antidopaje

Imagen del Comité Olímpico Ruso en diciembre de 2017 en Moscú.
Imagen del Comité Olímpico Ruso en diciembre de 2017 en Moscú. Kirill Kudryavtsev / AFP

El país recibió un espaldarazo que abre la puerta para volver a participar de pleno en el deporte internacional. La agencia estadounidense lo calificó como un “revés catastrófico”.

Anuncios

Una luz al final del túnel aparece para Rusia. Ese camino oscuro incluye un veto a sus atletas en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 y una exclusión en la cita de invierno en Pyeongchang a comienzos de año en Corea del Sur.

Ahora, la Agencia Mundial Antidopaje (WADA por sus siglas en inglés) ilumina el futuro de los rusos con su readmisión. “La gran mayoría del comité Ejecutivo decidió restituir a la Agencia Antidopaje Rusa (RUSADA)” expresó este organismo a través de un comunicado este jueves. Fueron nueve votos a favor, dos en contra y una abstención; una decisión que termina con casi tres años de expulsión.

La WADA condiciona el ingreso de Rusia a que en el futuro pueda acceder al laboratorio de Moscú que fue el epicentro del escándalo que desembocó en la expulsión. De lo contrario la suspensión podría volver.

Dicha trama ocurrió entre los años 2011 y 2015 y tuvo como punto álgido los Juegos Olímpicos de Invierno en 2014. Un informe de la WADA definió la estructura como un dopaje de Estado que se hizo de manera sistemática. El caso fue llevado a la pantalla grande en el documental Ícaro, ganador del Oscar este año.

“Es un primer paso, el importante” dijo Yuri Ganus, director de la RUSADA. “La mayoría del trabajo está todavía por delante y todo eso dependerá primero de cómo Rusia siga los requerimientos de la hoja de ruta”, afirmó en una comparecencia en Moscú.

Ya en febrero el Comité Olímpico Internacional decidió volver a aceptar a Rusia tras una breve suspensión de dos meses por el mencionado escándalo.

Las críticas de Estados Unidos y la incertidumbre del atletismo

Una de las voces más duras en contra de la reinstauración de Rusia llegó desde Estados Unidos. Travis Tygart, director ejecutivo de la Agencia Antidopaje de esa nación (USADA), calificó la noticia como “un revés catastrófico”. Y es que muchas han sido las críticas a la agencia rusa.

Moscú aún no ha aceptado plenamente su participación en la trama de dopaje ni ha permitido acceso todavía al laboratorio señalado.

El incumplimiento de esas dos últimas condiciones son las que le impiden a Rusia, de momento, regresar a la Federación Internacional de Atletismo, el deporte rey del olimpismo.

Desde este organismo recordaron que ellos cuentan con sus propios criterios para reintegrar a una federación y el levantamiento de la suspensión por parte de la WADA era una de las condiciones. También dijeron que en diciembre habrá una decisión sobre el caso ruso.

Rusia sonríe con la readmisión a la WADA pero aunque esa pequeña luz brille, el veto que permanece no solo en el atletismo sino también en el levantamiento de peso y en el Comité Paralímpico Internacional, hace largo el camino por recorrer.

Con AFP y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24