Saltar al contenido principal

Un muerto deja la marcha a favor de los “presos políticos” detenidos en Nicaragua

Un manifestante grita consignas a la policía antidisturbios durante una protesta contra el gobierno de Nicaragua  el presidente Daniel Ortega en Managua.
Un manifestante grita consignas a la policía antidisturbios durante una protesta contra el gobierno de Nicaragua el presidente Daniel Ortega en Managua. Oswaldo Rivas / Reuters

Los organizadores de la manifestación denominada “Somos la voz de los presos políticos”, informaron sobre la violenta intervención que, según ellos, fue perpetrada por policías y presuntos paramilitares nicaragüenses.

Anuncios

Lo que inició como una marcha a favor de los “presos políticos” detenidos durante las protestas en contra del Gobierno del presidente Daniel Ortega, terminó siendo una escena más en la ola de violencia que enviste a Nicaragua desde abril.

Los integrantes de la manifestación denominada “Somos la voz de los presos políticos”, denunciaron la intervención por parte de los policías y simpatizantes del presidente Ortega, quienes dispersaron a los manifestantes de la marcha, dejando hasta el momento un muerto y varios heridos.

El ataque, según los organizadores, se produjo cuando la marcha avanzaba en el norte de Managua, la capital, cuando simpatizantes del Gobierno, atacaron a un grupo de civiles que marchaban por ese lugar.

La iniciativa de la manifestación surgió de las familiares de decenas de detenidos, que buscan exigirle al Gobierno su liberación, pues aseguran que defender la libertad nicaragüense no es motivo de violar la ley.

Con banderas, pancartas y mensajes a favor de la liberación como "Pueblo, únete", "Patria " o “ni un paso atrás”, decenas de manifestantes buscaban alzar su voz por la liberación de muchos, sin embargo, su canto y marcha fue detenida por los disparos policiales.

La policía negó por completo esta versión, sosteniendo que fueron los manifestantes los mismos responsables de la violencia desatada.

La víctima fue identificada como Max Andrés Romero, de 16 años, quien, según la versión policial, falleció como consecuencia del "fuego cruzado que ellos mismos provocaron", en alusión a los que participaban en la marcha antigubernamental.

La policía aseguró que está investigando los hechos para determinar la responsabilidad de lo que consideran como una marcha violenta y terrorista, así como los autores de estos actos criminales.

Ante la peor crisis sociopolítica de la historia, el Gobierno se niega a adelantar las presidenciales

Según la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los derechos humanos,  Nicaragua vive actualmente la crisis de violencia más grande de sus últimos años. Las manifestaciones contra el presidente Ortega que han dejado más de 300 muertos y que comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social, se han convertido en el escenario de exigencia por del pueblo de la renuncia del mandatario, después de once años en el poder.

Sin embargo, a pesar de las constantes marchas y protestas, el presidente Daniel Ortega, reiteró el 23 de septiembre que, a pesar de la presión por su renuncia, su Gobierno no celebrará elecciones anticipadas.

"Así como tuvimos que esperar 18 años para ganar las elecciones, la oposición tendrán que esperar hasta 2021" fue lo dicho por Ortega quien tomó el poder por primera vez en 1979 después de que los sandinistas derrocaron a la dictadura de Somoza. Y regresó al mandato desde 2007.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.