Saltar al contenido principal

Europa y EEUU en cuenta atrás de la Ryder con Tiger Woods como protagonista

Anuncios

Saint-Quentin-en-Yvelines (Francia) (AFP)

La Ryder Cup de golf empezó su cuenta atrás. Como si de un combate de boxeo se tratara, los capitanes de los equipos de Estados Unidos, Jim Furyk, y de Europa, el danés Thomas Bjorn, escenificaron este lunes el primer capítulo del enfrentamiento.

En Le National Golf, el campo donde se desarrollará la 42ª edición del trofeo más prestigioso de este deporte, en Saint Quentin en Yvelines, en la periferia de París, cada uno se sentó a un lado de la dorada copa.

Furyk, pantalón beige y camisa blanca, a la izquierda, Thomas Bjorn, pantalón y jersey azules, como la bandera europea, a la derecha.

Fue el pistoletazo de salida a una semana en el que el mundo del deporte mirará al extrarradio de la capital francesa, sobre todo entre viernes y domingo cuando se dará la competición propiamente dicha.

Ambos capitanes se dieron la mano al final y Furyk agarró el trofeo cuando ambos posaron con el mismo. Bjorn, tal vez por superstición europea de no tocar la copa antes del enfrentamiento, ni la rozó.

La importancia de la Ryder Cup hace que los capitanes no estén preocupados por la fatiga que puedan acumular jugadores de la importancia de Tiger Woods en el que equipo estadounidense o el británico Justin Rose en el europeo.

"Los jugadores han tenido en alguna parte de su mente que esta competición estaba en el horizonte y una cosa que he aprendido de la Ryder Cup es que no importa lo cansado que estés, te vas a entregar y sacar hasta la última parte de adrenalina de tu cuerpo, incluso si has jugado mucho", advirtió Bjorn este lunes en la rueda de prensa.

- Woods en buen momento -

Pareciera que Tiger Woods lo hubiera hecho a propósito. Después de estar sin ganar ningún torneo PGA, se impuso el domingo en el Tour Championship.

Un momento ideal para meter miedo al conjunto europeo y motivar al nortamericano.

"Ha jugado muy bien todo el año. Tocó a la puerta de dos 'majors' y tuvo varias oportunidades de ganar. Es un gran empujón para el equipo. Esto nos da más energía, aunque este evento no necesita más energía. Es probablemente el mayor evento de golf, pero este hecho le dará un plus de motivación", dijo el estadounidense Furyk.

"Que Tiger Woods haga bien al golf y gane trofeos es algo que es importante y de lo que creo que todos nos beneficiamos. Al final, más allá de lo que estos 24 chicos hagan esta semana, el golf necesita figuras como él, que trascienda, que llegue a las masas y necesita que esté en lo mejor de su juego", completó Bjorn.

Pese a todo, el capitán europeo no teme a Woods.

"No tenemos miedo a nadie porque hemos jugado contra ellos muchas veces de forma individual, pero respetamos a nuestros oponentes y sabemos contra quién nos enfrentamos", dijo el danés.

El hecho de jugar en casa será una baza a favor del equipo europeo.

"Sabemos que el público será ruidoso. Lógicamente animarán a los suyos. Es un obstáculo. Es algo que mis jugadores deberán respetar y disfrutar al mismo tiempo. Debemos superar eso", dijo Furyk.

Bjorn, el capitán europeo, cree que esa pequeña ventaja tendrá el inconveniente del que calificó como el mejor equipo estadounidense de la historia, algo que admitió el propio Furyk.

"Tenemos un equipo fuerte, como Thomas mencionó. Es probablemente el mejor que hemos tenido y creo también que lo mismo ocurre con el europeo. Va a ser una semana muy competida pero estamos ansiosos por afrontar este desafío", concluyó el capitán norteamericano.

Doce europeos, entre ellos los españoles Jon Rahm y Sergio García, y doce norteamericanos se jugarán, a pocos kilómetros de la Torre Eiffel, el prestigioso trofeo bianual.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.