Hong Kong prohíbe un partido independentista

Anuncios

Hong Kong (AFP)

Hong Kong prohibió este lunes el Partido Nacional, que milita por la independencia de la excolonia británica, una primicia desde la retrocesión del territorio a Pekín en 1997.

En virtud de la declaración firmada por China y Reino Unido que rigió en la retrocesión, la región autónoma del sur de China goza de unas libertades desconocidas en el resto del país. Pero muchos afirman estar convencidos de que Pekín está endureciendo su control sobre Hong Kong.

En julio, la policía de Hong Kong reclamó la prohibición del Partido Nacional de Hong Kong (HKNP), la primera medida de este tipo desde la retrocesión.

Con tan solo una decena de miembros archivos, el HKNP es una formación modesta pero que ha sabido hacerse oír, entre otras cosas gracias a la radicalidad de su discurso.

Las organizaciones de derechos humanos y el ministerio británico de Relaciones Exteriores criticaron vivamente la solicitud, instando al respeto de la libertad de expresión.

El lunes, las autoridades anunciaron no obstante que aceptaban la petición de la policía para que el partido fuera prohibido, según una ley que autoriza la prohibición de algunas asociaciones por razones de seguridad nacional o de orden público.

"Ordeno la prohibición de las operaciones del Partido Nacional de Hong Kong en Hong Kong", indica el ministerio de Seguridad en un comunicado publicado en la página web del gobierno.

El jefe de filas del partido, Andy Chan, declinó hacer comentarios al respecto.

El movimiento independentista de Hong Kong nació a raíz del inmenso movimiento por la democracia de 2014, que exigía, en vano, reformas políticas.

Pero las autoridades impidieron a los militantes independentistas que se presentaran a las elecciones, mientras que otros que resultaron elegidos fueron descalificados.

El jefe de filas de los independentistas, Edward Leung, fue condenado en junio a seis meses de cárcel por su papel en los altercados que estallaron en la antaño colonia, en 2016.

"Somos una Nación que está haciéndose anexionar rápidamente y destruir por China", declaró el mes pasado Chan en una conferencia en el Club de Periodistas Extranjeros (FCC) de Hong Kong, una institución local que acusa a Pekín de comportarse como "amo colonial".