Saltar al contenido principal

Argentina: protestas contra Macri a horas de la huelga general

Miles de personas participan en una marcha en contra de las políticas del presidente Mauricio Macri y del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), convocada por los sindicatos en Buenos Aires, Argentina, el 24 de septiembre de 2018.
Miles de personas participan en una marcha en contra de las políticas del presidente Mauricio Macri y del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), convocada por los sindicatos en Buenos Aires, Argentina, el 24 de septiembre de 2018. David Fernández / EFE

Los sindicatos y organizaciones convocaron una gran movilización en contra de Mauricio Macri. Rechazan sus políticas económicas y un segundo acuerdo con el FMI, que el mandatario planea cerrar esta semana en Nueva York.

Anuncios

En vísperas a la cuarta huelga general que afronta el Ejecutivo de Mauricio Macri, miles de argentinos salieron a las calles de Buenos Aires en una protesta organizada por sindicatos y organizaciones sociales, encabezadas por las dos alas de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), en un momento en el que el país latinoamericano enfrenta una economía en recesión y el ascenso del desempleo y la inflación.

No es la única muestra de rechazo contra el Ejecutivo, ya que además de las protestas, la CTA inició este 24 de septiembre un paro de 36 horas y la Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor central obrera del país convocó a su vez una huelga general de 24 horas para el 25 de septiembre.

Macri negociará esta semana un segundo acuerdo con el FMI

Las quejas fueron dirigidas a las políticas económicas del mandatario argentino, quien se encuentra en Nueva York en el contexto de la Asamblea de las Naciones Unidas, donde se reunió con la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Según indicó el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky la huelga general "le va a mostrar al mundo la foto de un país que le dice no al FMI".

Y es que el Ejecutivo argentino negocia un adelanto y una ampliación del acuerdo de asistencia financiera alcanzado el pasado junio, por 50.000 millones de dólares y que incluye fuertes metas de ajuste fiscal.

"Macri dejó de gobernar a la Argentina, cada medida la tiene que consultar con el FMI"

"Estamos en contra de este Gobierno ajustador porque lo que hace es que gobierna para ricos y nos está matando a los pobres, no tenemos educación, no tenemos salud.", dijo Cristina, una integrante de la izquierdista Organización Clasista Revolucionaria.

Joaquin Moya, líder del Movimiento Evita, también criticó el encuentro del presidente con la alta ejecutiva: "Mauricio Macri dejó de gobernar a la Argentina, cada medida la tiene que consultar con el FMI, cada medida que toma viaja el ministro de Economía a Nueva York para preguntar qué puede y qué no puede hacer".

El secretario de Comunicación de la CTA de los Trabajadores, Carlos Girotti, sostuvo que "el pueblo argentino está sometido a una política salvaje de explotación", que se expresa "en la caída del salario real, en la carestía de la vida, en la superinflación y en la desvalorización de la moneda nacional".

"Esto es un desastre. Éste es el peor Gobierno de la historia argentina desde el punto de vista de la política económica que implementan", dijo Raúl Castells, coordinador nacional del Movimiento Independiente Justicia y Dignidad, quien denunció que "el nivel de hambre, de miseria y de sufrimiento que tiene el pueblo argentino".

El Ejecutivo no ha desvelado cuál será el monto a solicitar al FMI

El Gobierno por su parto dijo que no es el momento para hacer una huelga general: "Seguimos pensando que no es un momento oportuno en este momento donde todos estamos haciendo un esfuerzo colectivo: empresarios, trabajadores y gobiernos provinciales para superar esta crisis", según expresó Dante Sica, el ministro de Producción y Trabajo.

Por su parte, en una entrevista publicada por el diario Clarín, el mandatario aseguró haber estabilizado la situación en Argentina con esos ajustes y confirmó que pedirá más dinero al FMI, aunque no especificó cuál será el monto.

Los indicadores económicos de Argentina están en rojo. Los precios subieron un 25% en lo que va de año y se prevé que se alce al 40% en los próximos meses, mientras que la recesión alcanzaría el 2,4%. El peso cayó un 50% frente al dólar estadounidense desde principios de año. Una crisis que recuerda a la de 2001-2002, que dejó a millones de ciudadanos argentinos en la pobreza.

Con EFE, AFP, Reuters y prensa local.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.