Asamblea ONU

Shinzo Abe aseguró en la ONU que está dispuesto a retomar el diálogo con Corea del Norte

El primer ministro, Shinzo Abe, durante la sesión 73 de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. 25 de septiembre de 2018.
El primer ministro, Shinzo Abe, durante la sesión 73 de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. 25 de septiembre de 2018. Eduardo Munoz / Reuters

El pimer ministro japonés, Shinzo Abe, se mostró abierto al diálogo con Corea del Norte en su discurso en la sede de la ONU. La relación entre ambos países se fracturó con el secuestro de ciudadanos japonenes por parte de Pyongyang.

Anuncios

El discurso de Shinzo Abe durante la sesión número 73 de la Asamblea General de Naciones Unidas se centró en el comercio con Estados Unidos, alcanzar la paz con Rusia y abrir los diálogos con su vecino, Corea del Norte.

Tokio y Pyongyang rompieron relaciones desde hace más de tres décadas, sin embargo, el primer ministro japonés quiere restablecer la comunicación y, desde la sede de la ONU, dijo que estaría dispuesto a reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-Un.

La larga disputa entre Japón y Corea del Norte viene de tiempo atrás. En las décadas de los setenta y ochenta decenas de japoneses fueron secuestrados por agentes norcoreanos para enseñar su idioma y su cultura en escuelas de espías de la nación coreana.

Después de todos estos años, el número total de secuestrados sigue siendo debatido por el Gobierno nipón.

Abe dice que terminará con la desconfianza sembrada en las relaciones con Corea del Norte

"Vamos a lograr el regreso de todos los secuestrados japoneses. Estoy decidido a hacer esto realidad. Para resolver el problema de los secuestros, también estoy dispuesto a romper el caparazón de la desconfianza mutua con Corea del Norte, comenzar de nuevo y encontrarme cara a cara con Kim Jong-Un", dijo el primer ministro nipón durante la Asamblea General.

Por ahora, Abe no dio fecha ni hora de un posible encuentro con el líder norcoreano, sin embargo se mostró decidido a organizarla.

Por su parte, Kim Jong-Un ya tuvo un encuentro cercano con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In. Sin embargo, algunos dicen que Japón podría ser excluida de cualquier resolución final sobre Corea del Norte si se niega a dialogar.

Además, si una cumbre se llevara a cabo, Pyongyang podría ejercer presión si quisiera con el pretexto del régimen colonial de Tokio sobre la península de Corea que hubo de 1910 a 1945.

Varios expertos en Corea del Norte se muestran escépticos y se preguntan qué tanto cambiará Kim Jong-un en cuanto a las pruebas nucleares y balísticas.

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24