Saltar al contenido principal

Jeremy Corbyn, un rebelde hasta ahora esquivo ante la cuestión del Brexit

Anuncios

Liverpool (AFP)

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, es un euroescéptico que hasta ahora logró esquivar la resbalosa cuestión del Brexit, prefiriendo centrarse en la política interior, lo que le dio buenos resultados desde que llegó a la dirección de la formación opositora.

Tras unos inicios difíciles, el casi septuagenario de barba blanca afianzó su autoridad en un partido que hoy tiene más de 500.000 miembros, incluidos los militantes del movimiento "Momentum", fervorosos "Corbynistas" situados en el ala más izquierdista.

"Tiene un control total sobre la formación a excepción de la cuestión del Brexit" sobre la que se oyen voces disonantes, dice a la AFP Tim Bale, profesor de la Universidad Queen Mary de Londres.

A seis meses de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, prevista para el 29 de marzo, "tanto la base como algunos sindicalistas querrían claramente que el Partido Laborista avanzara en su posición intentando detener el Brexit, por ejemplo con un segundo referéndum", agrega.

El líder laborista, de 69 años, volvió a mostrarse el miércoles elocuente sobre la cuestión, limitándose a decir que "todas las opciones están sobre la mesa", y centrándose de nuevo en temas sociales como la lucha contra el desempleo o la pobreza.

"No creo que esté cómodo con el tema del Brexit, creo que no le gusta hablar de ello", afirma Anand Menon, profesor de política europea en el King's College de Londres.

- Vegetariano y rebelde -

Nacido el 26 de mayo de 1949, Corbyn desarrolló su sentido del compromiso político con sus padres, un ingeniero y una profesora que se enamoraron durante una manifestación contra la guerra civil española.

Creció en el oeste de Inglaterra y nunca le apasionaron los estudios. Una vez terminado el bachillerato se fue dos años a Jamaica como cooperante. A su regreso, se instaló en Islington, un barrio del norte de Londres que entonces era el corazón de la protesta izquierdista.

Desde 1983 es diputado de esa circunscripción, donde sigue viviendo en una casa modesta, con su tercera esposa, la abogada mexicana Laura Álvarez, 20 años menor que él. Habla español con fluidez, hasta el punto que tras una reunión esta semana con el líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, reconocieron haber hablado en ese idioma ante las dificultades del radical francés con el inglés.

Corbyn es vegetariano, tiene tres hijos y en 2015 aseguraba al diario británico The Guardian que lleva una vida "muy normal" y sigue desplazándose en bicicleta.

Tras años de un laborismo marcado por la línea centrista de Tony Blair, este exsindicalista que encarna al ala más izquierdista del partido tuvo que luchar para imponer sus ideas.

Elegido líder del partido en 2015, se enfrentó a una parte de su aparato que rehusaba estar dirigido por un rebelde que en 533 ocasiones desde 1997 votó contra la línea oficial de la formación.

Tras disensiones y polémicas, el conflicto culminó con el referéndum sobre el Brexit en 2016: acusado de no haber hecho lo suficiente para impedirlo, Corbyn tuvo que someterse a una moción de censura interna un año después de su elección. Pero sobrevivió.

En junio de 2017 y para sorpresa de todos se convirtió en el gran ganador de las legislativas, mejorando los resultado del Partido Laborista.

Sus posiciones radicales y su progreso electoral lo han convertido en ejemplo para partido de la extrema izquierda europea como el español Podemos o el griego Syriza, y miembros del grupo catalán En Comú se interrogaban esta misma semana sobre la posibilidad de una "alianza radical" con el laborismo.

Pero, pese a estos éxitos, Corbyn no ha logrado aún desbancar a un Partido Conservador. Y a la pregunta de quién sería mejor primer ministro, "Jeremy Corbyn sigue por detrás de Theresa May" en los sondeos, señala a la AFP Steven Fielding, profesor de historia política en la Universidad de Nottingham.

Su posicionamiento, cercano a la izquierda radical, puede asustar a los electores más moderados y las acusaciones de antisemitismo en el seno de su partido ponen en una situación comprometida a este político que desde hace mucho milita por la causa palestina.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.