"Jon Rahm tiene el fuego de Seve y Sergio García es el alma del equipo", afirma McIlroy

Anuncios

Saint-Quentin-en-Yvelines (Francia) (AFP)

Rory McIlroy, uno de los jugadores más importantes del equipo europeo de golf, que se enfrenta este fin de semana a Estados Unidos en la Ryder Cup, tuvo este miércoles palabras elogiosas para los dos componentes españoles de su formación, Jon Rahm y Sergio García.

"Jon tiene el fuego de Severiano Ballesteros. Tiene esa pasión por la que son conocidos los españoles", afirmó el jugador norirlandés de 29 años en rueda de prensa en Saint Quentin en Yvelines.

"Sergio García es el alma del equipo", añadió después el ganador de cuatro torneos mayores y que tiene en su palmarés tres triunfos en la Ryder Cup, de las cuatro que ha disputado.

Una de las cosas que más ha sorprendido a McIlroy de Jon Rahm, debutante en el equipo con 23 años, es la facilidad con la que se ha adaptado al grupo.

"Tenemos un grupo de WhatsApp en el equipo de la Ryder desde hace unas semanas y Jon ha estado muy activo", señaló McIlroy.

Rahm, octavo en el ranking mundial, lleva unos años en Estados Unidos, viviendo en Arizona, pero no ha olvidado sus orígenes.

"Comprobar lo involucrado que está en la Ryder Cup y lo orgulloso que está de ser europeo y español y ser parte de esto ha sido bonito de ver", añadió el norirlandés.

- Extrovertido Rahm -

"Yo no fui tan extrovertido en mi primera Ryder Cup como él lo está siendo, pero yo no era tan buen jugador en mi primer torneo de la Ryder", indicó el norirlandés.

"Espero grandes cosas de él este fin de semana. Jugué el martes 18 hoyos con él. Parece estar jugando muy bien. Y si disputamos algún partido juntos en este torneo, será algo que me encantará", añadió McIlroy.

Al contrario que Rahm, el castellonense Sergio García, de 38 años, disputa su novena Ryder Cup, habiendo ganando cinco, y su pasión y la energía positiva que transmite al equipo ha hecho que Europa lo seleccionara, pesa a su actual 28º puesto mundial.

"Todos adoramos a Sergio. Ha sido el alma del equipo durante los últimos años y ha sido constante. Mucho en estos equipos de Ryder Cup tiene que ver con la continuidad y traer el mismo espíritu", afirmó el británico.

"Es fantástico, divertido. Nunca deja que el ambiente se vuelva serio y pienso que eso es una de las buenas cosas del equipo europeo en los últimos años. Hemos dejado los egos fuera y no se permite a nadie tenerlo", añadió McIlroy.

"Creo que si se puede mantener ese ambiente en el equipo es lo mejor y Sergio es estupendo para traer ese ambiente al vestuario y llevar esa dinámica a todos en el grupo", concluyó el golfista.