Saltar al contenido principal

Estados Unidos, “decepcionado” por el plan de la Unión Europea para evadir sanciones contra Irán

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, habla durante la cumbre "United Against Nuclear Iran" en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, el 25 de septiembre de 2018.
El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, habla durante la cumbre "United Against Nuclear Iran" en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, el 25 de septiembre de 2018. Darren Ornitz, Reuters

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, consideró una medida “contraproducente” para la paz a la propuesta anunciada por el bloque europeo para crear un marco legal que facilite los negocios con Irán evitando los castigos de Washington.

ANUNCIOS

En un escenario de tensión creciente entre Estados Unidos y la Unión Europea por el acuerdo nuclear con Irán, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, cargó contra el bloque europeo por su plan para facilitar las relaciones comerciales con Irán obviando las sanciones determinadas por Washington tras su salida del pacto con Teherán.

En una conferencia en Nueva York, el líder de la diplomacia estadounidense se mostró “perturbado y profundamente decepcionado” por la propuesta europea para implementar un mecanismo especial que permita eludir los castigos estadounidenses contra las exportaciones petroleras iraníes.

Para Pompeo, la medida es una de las más "contraproducentes imaginables para la paz regional y global". “Dando fondos al Gobierno, están solidificando a Irán como primer patrocinador del terrorismo, permitiendo al régimen iraní seguir exportando la revolución y haciendo a ese régimen incluso mucho más rico, mientras la gente sufre”, subrayó.

Las declaraciones de Pompeo suponen la primera reacción de Estados Unidos al anuncio realizado por la alta representante de la Unión Europea para los Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, que busca proteger a las empresas europeas de las sanciones estadounidenses y permitir que sigan realizando negocios en Irán.

Mogherini presentó esa iniciativa tras una reunión con Irán y las cinco potencias que siguen respaldando el pacto (Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), en reuniones celebradas al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Sin embargo, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, desestimó el plan de la Unión Europea y se mostró escéptico sobre su implementación. “La Unión Europea es fuerte en retórica y débil en el seguimiento”, remarcó.

Además, Bolton adelantó que “observaremos el desarrollo de esta estructura que aún no existe y no tiene una fecha límite para su creación” y advirtió que “no pretendemos que Europa o cualquier otra persona evada nuestras sanciones”.

En tanto, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca aseveró que Estados Unidos espera que los clientes petroleros de Irán reduzcan a cero sus importaciones antes del 4 de noviembre, el día previo a que Washington restablezca las sanciones completas contra Teherán.

Cruces en la ONU: Rohaní criticó a Trump y Macron defendió el multilateralismo

La Asamblea General de las Naciones Unidas se convirtió este martes 25 de septiembre en el escenario para los cruces entre Estados Unidos e Irán. Luego de que el presidente estadounidense Donald Trump llamara a “aislar al régimen de Irán”, el mandatario de la república islámica, Hasán Rohaní, cuestionó duramente a su par estadounidense.

En su intervención en el debate de alto nivel, Rohaní consideró que la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán fue un signo de falta de carácter. “Enfrentar el multilateralismo no es un signo de fortaleza. Más bien es un síntoma de la debilidad del intelecto: delata una incapacidad para comprender un mundo complejo e interconectado”, subrayó.

"Lo que Irán dice es claro: no hay guerra, ni sanciones, ni amenazas, ni intimidación, solo se actúa de acuerdo con la ley y el cumplimiento de las obligaciones", agregó el mandatario iraní.

Por su parte, el presidente francés Emmanuel Macron también pareció dar la espalda al discurso de Trump. Mientras el mandatario estadounidense defendió la soberanía de su país frente a “una burocracia global e irresponsable”, el líder del Ejecutivo galo hizo una encendida defensa del multilateralismo como herramienta para resolver las crisis globales.

“No acepto la erosión del multilateralismo y no acepto que nuestra historia se desmorone”, señaló Macron ante la Asamblea General de la ONU y remarcó que el nacionalismo, el proteccionismo y el aislacionismo conducirían al incremento de las tensiones.

En esa línea, defendió el pacto nuclear con Irán y pidió que el gobierno de ese país pueda seguir vendiendo petróleo libremente, al considerar que de esa manera los precios mundiales se reducirían y beneficiaría los esfuerzos por la paz.

“¿Qué traerá una solución real a la situación en Irán y qué es lo que ya lo ha estabilizado? ¿La ley del más fuerte? ¿Presión de un solo lado? ¡No!", remarcó Macron, quien agregó que el acuerdo nuclear le permitió a las potencias occidentales controlar el desarrollo nuclear iraní y adoptar una posición más fuerte frente a otros temas preocupantes planteados por Washington, incluido el apoyo de Irán a los grupos militantes Hamás y Hezbolá.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.