Venezuela - EE.UU.

Trump: "presidente de Venezuela sería rápidamente derrocado"

El presidente estadounidense, Donald Trump, toma Diet Coke de su copa después de un brindis mientras se sienta junto al primer ministro italiano Giuseppe Conte durante un almuerzo para líderes mundiales en la 73ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, EE. UU., 25 de septiembre de 2018.
El presidente estadounidense, Donald Trump, toma Diet Coke de su copa después de un brindis mientras se sienta junto al primer ministro italiano Giuseppe Conte durante un almuerzo para líderes mundiales en la 73ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, EE. UU., 25 de septiembre de 2018. Carlos Barria / Reuters

El presidente de Estados Unidos dijo desde la Asamblea General de la ONU que Nicolás Maduro podría ser fácilmente derrocado por medio de un golpe de Estado. Venezuela respondió.

Anuncios

El presidente Trump no lo confirmó, no quiso responder si podría haber una intervención militar de Estados Unidos en Venezuela. Dijo, sin embargo, que el caos político y económico del país sudamericano es inaceptable.

“Es un régimen que podría ser derrocado muy rápidamente por los militares si deciden hacerlo. ¿Vieron como huyó su ejército tan pronto escucharon una bomba explotar por encima de su cabeza?”, dijo Trump en rueda de prensa desde Nueva York.

Antes, durante el día, había anunciado nuevas sanciones al círculo más cercano del presidente de Venezuela, incluso a la primera dama. En discurso abierto ante la asamblea de la ONU, el presidente instó a todos los miembros a apoyar una “restauración de la democracia” en ese país.

Entre los sancionados están la vicepresidenta Delcy Rodríguez y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, entre otros. Además, bloqueó un avión privado de $20 millones que pertenece a un alto funcionario de Venezuela.

El presidente Trump agregó: “el socialismo ha llevado a la bancarrota a la nación más rica en petróleo y a su pueblo a la miseria.”

La respuesta de Venezuela a las declaraciones de Trump

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, que atiende las sesiones de la Asamblea General dijo que en su país sí había democracia y acusó a Trump de dictador.

“¿Dictadura? Ellos (Estados Unidos) son una dictadura. No Maduro. Trump quiere ser el dictador de todo el mundo, pero no va a ser posible porque el mundo no lo va a permitir. La ONU debe hacer más”, dijo el funcionario.

Y ante la situación de Venezuela que tiene una inflación de 200.000 %, según un informe presentado por el Parlamento de mayoría opositora, y un notable desabastecimiento de medicinas y alimentos; Arreaza culpó a Estados Unidos: “si bloqueas un país, no hay materias primas para la producción (…) ese es el juego, te estrangulo y ellos te salvan. Cuando estas a punto de morir porque te estoy estrangulando, digo aquí hay algo de ayuda humanitaria”.

El éxodo de venezolanos saliendo del país hacia toda Sudamérica, llevó a que varios países de la región demandaran acciones en Venezuela. Sin embargo, Perú que hace parte del grupo de Lima junto a Colombia para dar respuesta a la crisis migratoria rechazó cualquier salida militar.

El presidente peruano Martín Vizcarra le dijo a Reuters que “como país debemos tener claro que rechazamos una solución militar bélica”

El presidente de Argentina, por su parte, fue más duro. Dijo que su país llevará ante la Corte Penal Internacional la situación relativa a los “crímenes contra la humanidad de la dictadura de Venezuela”.

Y no es el único país, varias naciones latinoamericanas planean presentar una queja ante la CPI contra el gobierno de Maduro por abusos contra los derechos humanos. Perú, Colombia, Uruguay y Paraguay se sumarían a la petición.

it

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24