Venezuela

Venezuela: seis países pidieron a la CPI investigar crimenes bajo el Gobierno de Maduro

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ofrece declaraciones en Caracas Venezuela, el 25 de septiembre del 2018.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ofrece declaraciones en Caracas Venezuela, el 25 de septiembre del 2018. Prensa Miraflores / EFE

Argentina, Perú, Colombia, Chile, Paraguay y Canadá solicitan que la Corte Penal Internacional examine formalmente las denuncias contra el Ejecutivo venezolano por violación a los derechos humanos.

Anuncios

Aumenta la presión contra el presidente Nicolás Maduro, quien ya se encuentra en Nueva York para asisitir a la edición 73 de la Asamblea General de Naciones Unidas, para, según él, "defender la verdad de Venezuela".

En esta coyuntura, las naciones enviaron el 26 de septiembre una carta firmada por sus respectivos presidentes a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) en la que piden que se indague los crímenes cometidos en medio de la crisis política y social que atraviesa el país.

El documento contiene un informe elaborado por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, en el que se exponen ejecuciones extrajudiciales, torturas, detenciones arbitrarias y otros casos de violencia ejercida contra el pueblo, registrados después del 12 de febrero de 2014.

"Las violaciones a los derechos humanos en Venezuela deben terminar y las que han ocurrido deben ser investigadas para establecer, con la mayor claridad, quiénes son los responsables, también en términos individuales", dijo el canciller chileno Roberto Ampuero en una conferencia de prensa con sus homólogos durante la Asamblea General de la ONU.

La ministra de Relaciones Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, también se pronunció y señaló que "hay un gran y creciente conjunto de pruebas de que el régimen de Maduro ha cometido graves violaciones de derechos humanos contra su propio pueblo".

Esta iniciativa de las cinco naciones latinoamericanas y Canadá, es un hecho inédito, ya que desde que se creó la CPI en 2002, nunca un Estado había pedido la intervención del organismo en otro país.

“Para la región esto es un evento novedoso, nunca un grupo de  Estados latinoamericanos junto a Canadá, habían pensado hacer una elección diplomática tan fuerte como esta, de posiblemente denunciar a Maduro ante la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad. Esta es una medida fuerte para mover a la comunidad internacional”, dijo a France 24 el internacionalista italiano Francesco Mancuso.

“En Venezuela no solo no existe la democracia, sino que impera un mecanismo de dictadura"

La carta enviada al Tribunal de La Haya llega en un momento de máxima presión para el Ejecutivo venezolano, en el que Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra el círculo más cercano del presidente Maduro y cada día más voces se unen para condenar la migración masiva del país.

La misiva fue dirigida al Fiscal de la CPI Fatou Bensouda, que el pasado febrero inició una investigación preliminar sobre lo que ocurre en Venezuela. Sin embargo, todavía debe pedir permiso a los demás jueces para abrir una investigación formal.

El Ministro de Relaciones Exteriores paraguayo, Luis Alberto Castiglioni, dijo que “permanecer impasibles o indiferentes ante esa realidad podría tener ribetes de complicidad con el régimen que se ha apoderado de la suerte de la República de Venezuela".

Su homólogo peruano, Néstor Popolizio, insistió en que en Venezuela "no solo no existe la democracia, sino que impera un mecanismo de dictadura".

En el escenario hipotético en que la el Tribunal declare culpable al presidente Maduro “de ahí a que lo saquen de la presidencia de Venezuela hay mucho camino que recorrer, pues la CPI demandó al actual presidente de Sudán del Norte y a pesar de esta condena, el presidente todavía sigue en el poder”, dijo Mancuso.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24