Saltar al contenido principal

Canadá aprueba retirar la ciudadanía honoraria a Aung San Suu Kyi

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, reunido con la líder de facto de Myanmar, Aung San Suu Kyi, en la oficina de Trudeau en el Parliament Hill en Ottawa, Ontario, Canadá, el 7 de junio de 2017.
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, reunido con la líder de facto de Myanmar, Aung San Suu Kyi, en la oficina de Trudeau en el Parliament Hill en Ottawa, Ontario, Canadá, el 7 de junio de 2017. Chris Wattie / Reuters

Los diputados canadienses votaron a favor de retirar a la líder de facto de Myanmar la nacionalidad honorífica que le concedieron en 2007, al no denunciar el “genocidio” y éxodo de la minoría rohingya.

Anuncios

A partir de ahora, Canadá es para Aung San Suu Kyi un territorio hostil. Y es que la Cámara Baja del Parlamento canadiense decidió de forma unánime retirar a la líder de facto de Myanmar la ciudadanía honoraria que le concedió el país en 2007.

“En 2007, la Cámara de los Comunes (la Cámara Baja) concedió a Suu Kyi el estatus de ciudadana canadiense honorífica. Hoy, la Cámara ha adoptado por unanimidad una moción para retirarle ese estatus”, dijo Adam Austen, portavoz de la ministra de asuntos exteriores, Chrystia Freeland.

En aquél entonces, el país valoró de Aung San Suu Kyi su papel a favor de la democracia, y el mismo exprimer ministro Stephen Harper afirmó que era “la prueba viviente de la prolongada lucha por la libertad y democracia en Myanmar”.

Si Canadá decía defender con este gesto los “valores universales”, con el voto de esta actual moción los diputados han declarado condenar a las autoridades birmanas (de Myanmar) por el “genocidio” de la minoría musulmana rohingya, además de pedir sanciones para el país asiático.

Un gesto que el primer ministro Justin Trudeau delegó en los parlamentarios, pese a que hace meses se le había pedido que él mismo tomara una decisión sobre la relación con Suu Kyi.

La más contundente fue la ministra Chrystia Freeland que declaró en Twitter que “los canadienses apoyan a los rohingya”. “Seguiremos trabajando con nuestros socios para que haya responsabilidades”, añadió en su mensaje.

Esta votación no supone la retirada automática de la ciudadanía honoraria a Aung San Suu Kyi, porque el Gobierno debe estudiar cómo materializar la voluntad de los diputados. No obstante, es la primera vez que el país de América del Norte se plantea el retiro de una ciudadanía honoraria que solo ha otorgado a otras cinco personas más, entre las que destacan Nelson Mandela y Malala Yousafzai.

“Continuaremos apoyando a los rohingya ofreciéndoles ayuda humanitaria, imponiendo sanciones contra generales birmanos y reclamando que los responsables rindan cuentas por sus actos frente a un organismo internacional competente”, dijo también el portavoz Adam Austen.

Tras la ofensiva de agosto a diciembre de 2017 contra el pueblo musulmán, más de 700.000 rohingya han huido de Myanmar hacia la vecina Bangladesh en busca de refugio. Desde entonces la reputación internacional de la Premio Nobel de la Paz ha ido mermando por su inacción y negación de lo que los canadienses consideran “un genocidio”.

Con EFE y AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.