Saltar al contenido principal

Caso Kavanaugh desvela cultura estudiantil de beber hasta la inconsciencia en EEUU

Anuncios

Washington (AFP)

Georgetown Preparatory se sitúa en un campus inmenso con varias canchas de deportes y ofrece a los estudiantes la promesa de allanar el camino a las mejores universidades de Estados Unidos, pero desde el escándalo por las acusaciones contra Brett Kavanaugh ha emergido un lado B de esta escuela.

En una jornada en la que Estados Unidos asistió a la audiencia de Kavanaugh, candidato del presidente Donald Trump a la Corte Suprema, ante una comisión del Senado por las acusaciones de agresión sexual que datan de la década de 1980, la opinión pública escrutaba también la vida extraescolar de este establecimiento de élite.

En el proceso emergieron acusaciones sobre una cultura de bacanales los fines de semana y viajes a la playa en los que jóvenes bebían y se drogaban hasta el aturdimiento, según algunos relatos.

En el papel, Georgetown Preparatory, es una secundaria sólo para varones dirigida por jesuitas a donde los estudiantes acuden para entrar con más facilidad en universidades como Yale y Harvard.

El proceso de nominación de Kavanaugh abrió la puerta a un mundo desconcertante de los hijos de la clase alta de Washington, donde una familia puede pagar 50.000 dólares al año por la matrícula en un colegio exclusivo que ofrece una educación de primer nivel pero también la llave de entrada a los círculos de la élite.

"Todas esas escuelas católicas eran una salvajada", dijo una mujer que asistió a una exclusiva escuela privada sólo para chicas y cuyos hermanos asistieron a "Prep".

"Ellos tienen una reputación excelente por su educación, pero también hay muchos chicos malos. Si no era el tema del alcohol, eran las apuestas", contó.

Kavanaugh niega todas las acusaciones de que agredió sexualmente o que abusó de mujeres en algunas de esas fiestas.

- 100 barriles de cerveza -

Pero los anuarios de los estudiantes de este establecimiento y de otras instituciones, incluyendo Holton-Arms, a donde acudió una de las mujeres que acusó a Kavanaugh, evidencian una cultura de fiestas sin control.

Entonces, estos adolescentes tenían dinero para tirar al cielo y poseían sus propios coches que utilizaban para ir a fiestas en los suburbios acomodados de Washington, que muchas veces se celebraban cuando los padres no estaban en casa.

Los anuarios de la escuela para niñas Holton-Arms muestran que las invitaciones a las fiestas de los chicos en Georgetown Prep eran muy codiciadas y allí la cerveza y los juegos de beber eran la principal actividad.

"Para extender nuestra experiencia educacional más allá de las aulas, jugábamos juegos tan estimulantes intelectualmente como el de los cuartos (moneda), los dados y el favorito de todos 'perder el conocimiento'", contó una estudiante de Holton-Arms.

En su anuario, Kavanaugh se definió como el "tesorero" de un grupo autodenominado "Keg City Club", en referencia a un objetivo de sus miembros de haber consumido 100 barriles de cerveza antes de su graduación.

- Una educación de élite -

Pero hasta el proceso de nominación, para Kavanaugh, la vida que llevó en Georgetown Prep era sólo motivo de broma.

"Lo que pasa en Georgetown Prep se queda en Georgetown Prep", dijo Kavanaugh en un discurso en 2015.

Pero esta historia tocó un punto neurálgico de esta institución de 229 años de antigüedad: Pese a que destaca su educación integral, sustentada en la moralidad y la humildad, el extenso campus de 38 hectáreas en el exclusivo barrio de Bethesda, habla más sobre la riqueza y el confort de este estrato económico.

Los estudiantes tienen su propio campo de golf, varias canchas para diferentes deportes, pistas de tenis cubiertas y al aire libre y una piscina olímpica.

Una mujer de Washington que envió a su hijo a esa escuela admitió que la institución tenía esa reputación, pero destacó la excelencia académica que hay detrás.

"Es cara. Pero vale la pena tener la oportunidad de tener esa experiencia", dijo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.