Tsunami Indonesia

Más de 800 personas han muerto tras el tsunami en Indonesia

La cifra de víctimas mortales seguirá aumentando, pues, muchas personas continúan desaparecidas y atrapadas en los escombros que dejó el terremoto de magnitud 7.5, seguido de un tsunami con olas de hasta seis metros de altura en la isla de Célebes.

Anuncios

El terremoto del viernes en la noche en la isla de Célebes, en Indonesia, acabó con la tranquilidad de aquellos que paseaban por el centro de Palu, ciudad golpeada por las grandes olas del tsunami que llegó minutos después y que arrazó con todo lo que había a su paso.

Geográficamente, Indonesia está ubicada en una zona sísmica en donde a menudo ocurre este tipo de fenómenos. Hasta el momento, el número de víctimas mortales va en 832, sin embargo, las cifras de muertos y heridos seguirá subiendo, pues, el mal estado de las comunicaciones no ha permitido obtener el reporte de Donggala, otra de las zonas afectadas.

La Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB) ha sido el organismo encargado de reportar el número de fallecidos y heridos. Se estima que hay cerca de 10.000 refugiados dispersos en la ciudad de Palu, en donde más daños se han registrado.

En conferencia de prensa, el portavoz de BNPB, Sutopo Purwo Nugroho, dijo que el daño fue "extenso" y que miles de casas, hospitales, centros comerciales y hoteles colapsaron.

"El tsunami no vino solo, arrastró carros, troncos, casas, golpeó todo en tierra", dijo Nugroho. El portavoz de la Agencia agregó que el tsunami había viajado a través del mar abierto a velocidades de 800 kilómetros por hora antes de golpear la orilla.

Por su parte, el presidente indonesio, Joko Widodo, ofreció condolencias y dijo que se contactó con el jefe de las fuerzas armadas para atender la emergencia y trabajar en la evacuación y preparación de necesidades básicas.

En Palu, 16.700 personas fueron evacuadas en 24 centros de emergencias

Decenas de heridos han sido tratados en tiendas de campaña improvisadas instaladas al aire libre por las autoridades y los servicios de emergencia.

Tras el terremoto, la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica de Indonesia había advertido sobre el tsunami. Sin embargo, la alerta fue retirada 34 minutos después por lo que quienes viven en las zonas costeras no tomaron las debidas precauciones.

Este acontecimiento se produce tan solo semanas después de que la isla de Lombok fuera sacudida por al menos cuatro terremotos de magnitudes comprendidas entre 6.3 y 6.9, que cobraron la vida de 557 personas y dejaron más de 400.000 heridos.

Indonesia esta ubicada en el Anillo de Fuego del Pacífico y es regularmente azotada por terremotos.

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24