La ONU considera difícil respetar calendario de elecciones en Libia

Anuncios

Trípoli (AFP)

El enviado de la ONU para Libia, Ghassan Salamé, declaró a la AFP que era difícil mantener la fecha del 10 de diciembre para las elecciones en el país, debido a la violencia y a los retrasos en el proceso legislativo.

"Todavía hay mucho por hacer. Puede ser que no podamos respetar la fecha del 10 de diciembre", como estaba previsto en el calendario adoptado en París, dijo Salamé en una entrevista el sábado por la noche con la AFP, considerando que las elecciones no podrían celebrarse antes de "tres o cuatro meses".

Reunidos en París a finales de mayo por el presidente francés, Emmanuel Macron, los cuatro principales protagonistas del conflicto libio se comprometieron a organizar elecciones generales el 10 de diciembre.

Aunque Francia ha seguido presionado para respetar estos plazos, varios analistas y expertos estimaron que la división y la anarquía en el que está sumido el país hacían el proceso complicado.

En un contexto de violencia y en plena crisis política y económica, el calendario electoral de París "parece difícil (respetar las fechas) también por otras razones", precisó Salamé, citando el retraso en la adopción de leyes electorales.

Estas elecciones tendrían que poner fin a un largo y caótico periodo de transición en este rico país petrolero, hundido por las luchas de poder y la inseguridad desde la caída en 2011 del régimen de Muamar Gadafi.

Actualmente Libia está dirigida por dos grupos rivales: el gobierno de unidad nacional (GNA, con sede en Trípoli), reconocido por la comunidad internacional, y una autoridad rival instalada en el este, apoyada por un parlamento y unas fuerzas armadas dirigidas por el mariscal Jalifa Haftar.