Saltar al contenido principal

Candidato del PT y Lula disparan contra ultraderechista Bolsonaro en Brasil

Anuncios

Río de Janeiro (AFP)

El candidato del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) a la presidencia de Brasil, Fernando Haddad, concentró el lunes sus ataques contra el ultraderechista Jair Bolsonaro, favorito en los sondeos para los comicios del 7 de octubre, en su discurso discrimatorio y propuesta económica.

Haddad, que reemplazó al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) -encarcelado e inhabilitado de presentar su candidatura-, retomó en su ataque la consigna popular "#Ele não (Él No)" bajo la cual cientos de miles de mujeres salieron el sábado a manifestarse por las calles de todo el país y que se ha convertido en el eslogan de los opositores a Bolsonaro (Partido Social Liberal, PSL).

"'Él no' porque no respeta la diversidad, no respeta a las mujeres, no respeta a los negros", afirmó Haddad ante unas 400 personas tras visitar a Lula en la cárcel de Curitiba (estado de Paraná, sur), donde el exmandatario purga una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

"Si ustedes creen que el gobierno [del presidente conservador y antiguo aliado Michel] Temer es malo, todavía no conocen las propuestas de Bolsonaro para nuestra economía", acusó Haddad, a menos de una semana de las elecciones.

Bolsonaro "quiere cobrar el mismo impuesto al rico y al pobre", añadió.

El candidato del PT fustigó también a los responsables de la caída de la expresidenta Dilma Rousseff, la heredera política de Lula, destituida en 2016 por el Congreso en un proceso de impeachment.

"Creían que estaba todo resuelto porque sacaron a Dilma, encarcelaron a Lula, pero olvidaron encarcelar al pueblo", sostuvo Haddad.

Bolsonaro tiene en promedio 28% de las preferencias del electorado, según varias encuestas, seguido por Haddad (entre 22% y 25%), lo que los enfrentaría en una casi segura segunda vuelta, el próximo 28 de octubre.

En una carta publicada en el diario local Jornal do Brasil, Lula llamó por su parte a los electores a "salvar la democracia" y rechazar "la barbarie".

"El pueblo pone en jaque el proyecto ultraliberal y eso no estaba en el cálculo de los golpistas", afirmó.

Según él, el domingo "tendremos la oportunidad de rescatar otra vez la democracia" y declaró que el país deberá elegir entre dos proyectos: uno que "promete el desarrollo" y "la integración social" y otro cuya visión económica es simplemente "volver a los ricos más ricos y a los pobres más pobres".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.