Saltar al contenido principal

Cataluña y las protestas en el primer año del fallido referendo independentista

Una mujer grita mientras los manifestantes confrontan a la policía frente al Parlamento catalán al final de una manifestación en el primer aniversario del referendo de Cataluña del 1 de octubre de 2017 en Barcelona , España, el 1 de octubre de 2018.
Una mujer grita mientras los manifestantes confrontan a la policía frente al Parlamento catalán al final de una manifestación en el primer aniversario del referendo de Cataluña del 1 de octubre de 2017 en Barcelona , España, el 1 de octubre de 2018. Albert Gea / Reuters

En medio de duras manifestaciones se cerró la jornada de celebración del fallido referendo del 1 de octubre de 2017, en el que el 90% de poco más de dos millones de catalanes buscaron su emancipación de España.

Anuncios

Los separatistas catalanes no olvidan su lucha por la independencia. Un año después de la histórica votación que los llevó a declararse autónomos por un corto momento y que les costó la reacción del Gobierno central y una crisis política interna, cerca de 180.000 personas salieron a las calles este 1 de octubre para revindicar nuevamente su propósito: constituir un Estado propio.

Lo que en principio parecía una marcha conmemorativa en la que se leían carteles como “1 de octubre sin olvido, sin perdón”, se transformó en violentas manifestaciones en las que integrantes de los Comités de Defensa de la República (CDR), a favor de la independencia de Cataluña, bloquearon calles, autopistas y ocuparon las vías del AVE, el tren de alta velocidad.

Los fuertes enfrentamientos entre independentistas y la policía autónoma de Cataluña se intensificaron al final de la noche, en la que activistas del CDR, también entraron a la fuerza a la Delegación del Gobierno autonómico catalán en Girona, donde retiraron la bandera de España de la fachada y colgaron en su lugar una independentista catalana.

“Sin desobediencia no hay independencia” justificaban los manifestantes, que fueron respaldados por el presidente regional catalán, Joaquim Torra, quien les dijo: “presionad, hacéis bien en presionar”, alentándolos a reivindicar la votación de hace un año, mientras las tensiones se elevan entre Madrid y Cataluña, pues para el Gobierno central el primer aniversario de ese referendo ilegal, es "un día de triste memoria", en el que "no hay nada que celebrar” ni tiene ningún valor jurídico.

Informe desde Barcelona: enfrentamientos a un año del referendo de Cataluña

Cataluña está divida entre España y la independencia

Ya ha pasado un año desde que los catalanes proclamaron su independencia de España y el entonces presidente Mariano Rajoy la declaró ilegal. Desde entonces, la polarización se ha profundizado en toda Cataluña, donde las encuestas muestran una separación relativamente pareja entre quienes desean seguir perteneciendo a España y los que buscan emanciparse.

"La mitad de Cataluña no apoya la independencia. Del mismo modo que pedimos un mejor trato desde España, también debemos respetar a aquellos que no están de acuerdo con nosotros", dijo Pau Benito, estudiante de medicina de 22 años que estuvo en las protestas.

Los manifestantes son expulsados ​​después de tratar de ingresar al Parlamento catalán al final de una manifestación este 1 de octubre de 2018.
Los manifestantes son expulsados ​​después de tratar de ingresar al Parlamento catalán al final de una manifestación este 1 de octubre de 2018. Jon Nazca / Reuters

Los más radicales se sienten decepcionados y piden la renuncia de Torra por no presionar lo suficiente para lograr la independencia. “Queremos mostrarles que están donde están gracias a la gente y que tenemos el poder. Si no hacen nada, actuaremos", señaló Ana Sanabria, manifestante de 48 años.

Bajo esta coyuntura, el movimiento separatista está fragmentada y sin una estrategia firme para lograr la independencia, y a pesar de que cuentan con una mayoría absoluta en el Parlamento regional, la falta de consenso sobre cómo romper con España les presenta un dilema: el enfrentamiento directo o la moderación, sin que hasta ahora ninguno resulte.

Tan solo el sábado Barcelona fue escenario de fuertes disturbios, con 24 personas heridas y seis detenidos cuando los separatistas se enfrentaron con la policía.

Esto sucedió mientras participaban en una protesta convocada para contrarrestar una manifestación de la policía que rindió homenaje a los colegas movilizados para evitar el referendo de 2017.

Con EFE, AFP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.